Jorge Yoshiyama
Jorge Yoshiyama Sasaki, sobrino de Jaime Yoshiyama Tanaka. | Fuente: Andina

El Poder Judicial (PJ) excluyó a Jorge Yoshiyama Sasaki, sobrino del exministro Jaime Yoshiyama, de la acusación fiscal presentada contra la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, y otros por el caso de los aportes a sus campañas presidenciales de 2011 y 2016 (caso Cócteles).

El juez Víctor Zúñiga adoptó esta medida al aprobar el proceso especial de colaboración eficaz al que llegó Yoshiyama Sasaki con el despacho del fiscal José Domingo Pérez Gómez tras la evaluación de las pruebas y declaraciones que entregó vinculadas a esta investigación.

En una audiencia realizada el último 30 de septiembre, el magistrado declaró fundado también el pedido que hizo el fiscal Pérez Gómez para que se excluya de su acusación a Pedro Velayarce Llanos y Patricia Moritani Kutsuma, quienes se acogieron al proceso especial de colaboración eficaz.

Confesó que simuló aportes

En noviembre de 2018, Jorge Yoshiyama Sasaki, sobrino de Jaime Yoshiyama Tanaka, confesó ante el fiscal José Domingo Pérez haber simulado aportes para la campaña de Keiko Fujimori el 2011, versión ratificada luego por su familiar a través de su defensa.

"En el verano 2011, aproximadamente febrero o marzo, mi tío Jaime Yoshiyama me invitó que vaya a su casa (La Molina) y estando en su domicilio me indica si tuviese amigos con solvencia económica para poder simular aportes a la campaña de Fuerza 2011, a lo cual me indicó que tenía dinero de empresarios que le habían entregado en efectivo a mi tío Jaime Yoshiyama. Empresarios que no deseaban aparecer públicamente, pero que habían aportado a la campaña de Keiko Fujimori", relató Yoshiyama ante el fiscal.

Después de esta conversación, Jorge Yoshiyama Sasaki regresó al domicilio de su tío para mencionarle que el empresario Giancarlo Bertini lo iba a ayudar. En ese momento, Yoshiyama Tanaka lo condujo a su dormitorio, donde tenía guardado el dinero que había recibido de los empresarios que aportaron a Fuerza Popular y que no querían aparecer en los registros.

"Me lleva al clóset en el que había una caja fuerte que procedió a abrir y sacó varios fajos de dólares por la suma de 100 000 dólares norteamericanos, aproximadamente, y me los entregó en una bolsa de plástico y me entregó unos recibos de aportaciones de Fuerza 2011. En ese momento, me entregó el número de cuenta del banco donde debían darse los depósitos a nombre del partido de Fuerza 2011 y me indicó que los depósitos debían ser chicos; es decir, menores a 10 000 dólares", relató.