Gerardo Sepúlveda tiene una orden de impedimento de salida del país hasta que declare como testigo en el caso Interoceánica en un plazo máximo de dos mes desde el pasado 27 de febrero.

El empresario chileno Gerardo Sepúlveda, investigado dentro del caso Odebrecht, ha solicitado a través de su defensa la pronta programación de la audiencia en la que se evaluará la apelación a la orden de impedimento de salida del país dictada en su contra a fines de febrero. Quien fuera socio del expresidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) está impedido de salir del país como máximo por dos meses hasta que se tome su declaración como testigo importante del caso de la carretera Interoceánica, el cual involucra al expresidente Alejandro Toledo.

A través de un comunicado de prensa, el abogado de Gerardo Sepúlveda, Percy García, señaló que ya han pasado 24 días desde que su cliente está en el Perú y que hasta ahora no se le han programado las “audiencias clave a las que le urgía el Ministerio Público”. Además, recuerda que el empresario permenace en el Perù “en medio de la cuarentena por la pandemia del coronavirus, sin encontrar justicia en su calidad de testigo para poder declarar”.

“Se le ha dejado abandonado a su suerte en Perú en medio de la declaratoria del Estado de Emergencia, sin haberle tomado la declaración del caso por el que le hicieron venir, y sin brindarle tampoco fecha y hora para la audiencia de apelación del impedimento de salida”, dijo García a través del mismo medio.

El abogado agrega que intentaron ingresar un escrito amparados en la resolución del Poder Judicial dada por el estado de emergencia, pero que no pudieron hacerlo, porque “indican que las Salas Superiores solo atenderán casos de detenidos puestos a su disposición”.

Gerardo Sepúlveda en Perú

El empresario chileno está incluido en el llamado ‘caso Westfield, en el que la Fiscalía investiga las asesorías que dio el expresidente Pedro Pablo Kuczynski a Odebrecht a cambio de un presunto favorecimiento en la concesión de la carretera Interoceánica. Por esto, el fiscal José Domingo Pérez solicitó prisión preventiva contra él en abril del 2018, pero la audiencia recién pudo ser programada por el Poder Judicial en febrero de este año. Durante ese intervalo, el fiscal citó múltiples veces al empresario –residente en Chile- para que declare ante su despacho, pero este buscó hacerlo desde su país.

Luego de que el juez Jorge Chávez Tamariz rechazó el pedido de prisión preventiva contra Gerardo Sepúlveda y le impuso comparecencia con restricciones, el investigado llegó al Perú el 24 de febrero para una declaración ante la Fiscalía programada para el día siguiente. Sin embargo, esta se reprogramó y el martes 26 de febrero, José Domingo Pérez solicitó impedimento de salida del país en su contra en su calidad de testigo importante del caso Interoceánica. El juez Richard Concepción Carhuancho le impuso esta medida un día después.

Al menos hasta el jueves la semana pasada, antes de la declaración del estado de emergencia, Gerardo Sepúlveda no había sido citado por la Fiscalía para declarar por el caso Westfield ni por el caso Interoceánica. Desde el lunes, el Equipo Especial Lava Jato ha suspendido sus labores como parte de la medida dictada por el Gobierno, por lo que no puede realizar diligencias, interrogatorios, ni otros actos investigatorios. A su vez, el Poder Judicial no puede realizar audiencia a menos de que las considere urgentes. En el caso de Gerardo Sepúlveda, está pendiente la apelación de la Fiscalía para que se le dicte prisión preventiva y la de su defensa para que se le levante el impedimento de salida del país.

¿Qué opinas?