Fujimori asistió al segundo día de audiencia para evaluar la prisión preventiva que pide la Fiscalía en su contra. | Fuente: AFP | Fotógrafo: LUKA GONZALES

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, se pronunció la noche de este jueves al concluir el segundo día de la audiencia en la que se evalúa el pedido de 36 meses de prisión preventiva que realizó el Ministerio Público en su contra como parte de la investigación por presuntos aportes de Odebrecht a su campaña presidencial de 2011.

En declaraciones a la prensa Fujimori comentó que, tras el análisis de los 5 presupuestos sobre el pedido de prisión preventiva, su defensa demostró que ella cuenta con arraigo y por ende no existe peligro de fuga.

“Ha terminado el análisis de los 5 presupuestos sobre este pedido de prisión preventiva y ha quedado bien claro, ha quedado demostrado, que en mi caso tengo arraigo laboral, domiciliario y no existe ningún peligro de fuga”.

Colaboración con la justicia y fallo

Fujimori aseguró que comentó que desde el 2,000 ha enfrentado diversas investigaciones y que siempre se quedó en el país para enfrentarlas. Agregó que para este caso también se quedará a colaborar con las autoridades.

“En el año 2000 yo me quedé en mi país y enfrenté todas las investigaciones. En 2004, antes de casarnos hubo, un pedido de prisión y me quedé en el país y enfrenté este proceso y lo mismo sucede en este caso”.

La excandidata presidencial culminó así su segundo día de audiencia y aseguró que tiene la esperanza de “recibir un fallo justo”, pese a que durante su intervención en la diligencia judicial mencionó que parecía que el juez Richard Concepción Carhuancho ya tendría un a decisión tomada.

¿Qué opinas?