Keiko Fujimori asiste a audiencia judicial. | Fuente: EFE

Keiko Fujimori aseguró que el testigo protegido "miente y ha mentido muchas veces" en la declaración donde reveló que ella está implicada en la investigación por un presunto lavado de activos.

Al salir de su domicilio para dirigirse a la reanudación de la audiencia en la que se evalúa si debe ingresar en prisión preventiva, Keiko Fujimori afirmó a medios locales que su abogada, Giuliana Loza, ya "lo ha destruido" en la primera intervención que tuvo este jueves en la Sala Penal Nacional. 

"Cuando me toque hablar, haré lo mismo", añadió Fujimori, a quien el fiscal contra el lavado de activos José Domingo Pérez le imputa un presunto delito de lavado de activos en la financiación de su campaña para las elecciones presidenciales de 2011.

El fiscal señala a Fujimori como la líder de una organización que funcionaba en la cúpula del partido fujimorista Fuerza Popular y que supuestamente ocultó grandes cantidades de dinero de procedencia desconocida con una contabilidad ficticia en la que simularon múltiples donaciones de personas particulares.

El testimonio

IDL-Reporteros reveló el testimonio del testigo protegido que está bajo la clave TP 2017-55-3. Según este colaborador, el congresista Rolando Reátegui, que Keiko Fujimori y sus asesores le dieron 30.000 dólares y le ordenaron encontrar a personas que prestaran su nombre para simular donaciones para la campaña fujimorista con ese dinero.

Según esa versión, el testigo afirmó que la única explicación que le dieron sobre el origen de ese dinero era que procedía de empresarios que no querían aparecer en las cuentas del partido.

Hace unos meses, se conoció que la constructora brasileña Odebrecht afirmó haber entregado aportes a la campaña de Keiko Fujimori en sendas partidas de 500.000 dólares que tuvieron como receptores los exministros fujimoristas Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya.

Tanto Yoshiyama como Bedoya son parte de los otros diez imputados para los que, junto a Keiko Fujimori, el fiscal también pide 36 meses de prisión preventiva. (EFE)

¿Qué opinas?