Keiko Fujimori poco después de salir el penal de Chorrillos | Fuente: RPP Noticias

Keiko Fujimori, investigada por el caso Odebrecht, salio esta tarde del penal Anexo de Mujeres de Chorrillos, en el que estuvo internada por 97 días, poco más de tres meses. La excarcelación de la lideresa de Fuerza Popular fue autorizada la semana pasada por una sala de apelaciones que revocó la orden de 15 meses de prisión preventiva que venía cumpliendo desde fines de enero.

La excandidata presidencial salió del penal alrededor de las 04:00 p.m., vistiendo una blusa blanca, un saco, un jean azul, el pelo amarrado y una mascarilla blanca. También llevaba un sobre manila y una bolsa entre sus manos. Afuera del centro penitenciario no habían seguidores de Fuerza Popular, como ocurrió en su primera liberación en noviembre del 2019. Solo había prensa, a la que Keiko Fujimori saludó, pero no declaró, antes de abordar un taxi gris con el que se retiró del lugar. Solo la acompañó su hermano Hiro Fujimori.

Antes de su liberación, Keiko Fujimori dijo a través de Facebook que lo primero que iba a hacer tras salir del penal era someterse a una prueba molecular para descartar si tiene coronavirus y que, hasta no tener el resultado, no iba a reunirse con sus hijas. También pidió que se hagan pruebas similares a las internas del penal Anexo de Mujeres de Chorrillos, donde en total llegó a pasar 16 meses internada en dos periodos: octubre del 2018 a noviembre del 2018 y de fines de nero del 2020 a inicios de mayo.

Órdenes judiciales

La decisión de la sala que liberó a Keiko Fujimori se conoció la semana pasada luego de una audiencia de apelación a su prisión preventiva en la que no participó el Ministerio Público. Para el fiscal Rafael Vela, coordinador del Equipo Especial Lava Jato, la decisión de la sala de apelaciones fue ilegal e incluso ya estaba tomada antes de la audiencia, por lo que prepara dos recursos de casación en respuesta.

La defensa de Keiko Fujimori no ha cuestionado la medida, pero este lunes solicitó una aclaración con respecto a una de las restricciones que le impusieron dentro de su comparecencia con restricciones: la prohbición de no poder comunicarse con sus coinvestigados y testigos, entre los que están su esposo, Mark Vito Vilanella, su abogada, Giulliana Loza, su hermana Sachi y su madre, Susana Higuchi.

Por esto, la abogada Giulliana Loza indicó que Keiko Fujimori no tendrá contacto con ellos hasta que se reciba la aclaración de parte del Poder Judicial. Según pudo conocer RPP Noticias, su esposo y sus hijas se trasladaron a la case de su madre para cumplir con esta orden de no tener conctacto con ella.