Gálvez Villegas ha pedido ante la Fiscalía de la Nación, con el respaldo de los también fiscales supremos Pedro Chávarry y Raúl Rodríguez, la remoción de Vela y Pérez del despacho que investiga el caso Lava Jato. | Fuente: Andina

El conflicto entre fiscales supremos y fiscales del Equipo Especial Lava Jato se renueva tras las últimas declaraciones del magistrado Tomás Gálvez Villegas. Este miércoles, en una entrevista televisada por RPP Noticias, el fiscal supremo Gálvez señaló que los fiscales Rafael Vela Barba y José Domingo Pérez Gómez promovieron un “perjudicial” acuerdo de colaboración con Odebrecht y reiteró que deben ser removidos del despacho que investiga los nexos de corrupción entre la empresa brasileña y el Estado peruano. 

“Se han arrodillado a Odebrecht y sus representantes para que les den la información que querían, sobre todo para desactivar políticamente a sus contrincantes… Pero, en lo demás, le han hecho ciento por ciento concesiones a la empresa. Entonces, en esas circunstancias, naturalmente que el convenio es totalmente perjudicial para el país”, dijo Gálvez en el noticiero Edición Mañana de RPP.

Aquí revisamos los antecedentes del cuestionado magistrado y el contexto de su ahora tensa relación con los principales investigadores del Equipo Especial.

1. Captado en audios de “Los audios de la Vergüenza”. A inicios de agosto de 2018, el diario La República reveló grabaciones en las que se oye a Tomás Gálvez y al suspendido juez supremo César Hinostroza -fugado a España y en proceso de extradición- coordinar la supuesta aceleración de un trámite de casación en la Corte Suprema.

Consultado por el medio en ese momento, Gálvez Villegas declaró que ya había respondido ante la Fiscalía del Callao (de donde partió la investigación) y que su pretensión en ese contexto era “ponerle fin a la injusticia” en el caso de un dirigente condenado por tenencia ilegal de arma. 

Días después, los diarios La República y El Comercio publicaron un nuevo audio en el que Gálvez e Hinostroza coordinar sobre un supuesto “apoyo” para un fiscal anticorrupción cuya esposa lo había denunciado por violencia familiar. 

2. Investigado en el caso Los Cuellos Blancos del Puerto. Por estas grabaciones es que Gálvez es relacionado con el caso ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’, que involucra a fiscales, jueces, empresarios y consejeros del extinto Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Estas indagaciones de presuntos actos de corrupción y tráfico de influencias generaron la desactivación del CNM (que ahora se pretende reemplazar con la Junta Nacional de Justicia), la detención de varios implicados y la renuncia de altos funcionarios. 

El pasado 8 de agosto de 2019, el Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria aprobó impedir la salida del país de Gálvez por un plazo de ocho meses y sustentó la medida en la necesidad de “averiguación de la verdad” mientras se le investiga. Uno de los presuntos delitos que se le imputan es el de organización criminal.

Gálvez es integrante de la Junta de Fiscales Supremos, que a su vez está compuesta por Pedro Chávarry, Pablo Sánchez, la fiscal de la Nación Zoraida Ávalos y el fiscal Víctor Raúl Rodríguez. | Fuente: Ministerio Público - Fiscalía de la Nación

3. Designado y retirado en el caso Cócteles. Poco después de que se revelara su participación en diálogos con Hinostroza, Gálvez fue designado por el fiscal de la Nación como titular de la Segunda Fiscalía Suprema Penal, que se encargaba de representar los intereses del Estado frente a la casación que había presentado la defensa de Keiko Fujimori por el caso Cócteles.

En ese momento, el fiscal de la Nación era Pedro Chávarry, quien defendía la designación de Gálvez y descartaba intereses alternos. Sin embargo, la semana posterior, la Junta de Fiscales Supremos decidió remover a Gálvez de ese despacho y alejarlo de casos penales, al mando de la Fiscalía Suprema en lo Contencioso Administrativo.    

4. Cercano a Pedro Chávarry. De los cinco magistrados que componen la Junta de Fiscales Supremos, Gálvez, Pedro Chávarry Vallejos y Raúl Rodríguez Monteza han sido vinculados con el caso de Los Cuellos Blancos del Puerto. En varias oportunidades, Gálvez ha mostrado su apoyo a Chávarry. 

En julio de 2018, cuando Chávarry era fiscal de la Nación y una investigación periodística demostró que había mentido al negar una reunión con César Hinostroza, Gálvez llegó a afirmar que “mentir no es una infracción administrativa” y que una mentira debía ser “de trascendencia” para que se aplique sanción. 

5. Pide el retiro de Vela y Pérez. El último 19 de agosto, los tres fiscales supremos firmaron una solicitud a la Fiscalía de la Nación para que los fiscales Rafael Vela Barba y el fiscal José Domingo Pérez Gómez sean removidos del Equipo Especial Lava Jato. Los otros dos fiscales supremos de la Junta -la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos y el magistrado Pablo Sánchez- no emitieron opinión sobre este requerimiento.

Tras conocerse el pronunciamiento, Vela, quien es coordinador del mencionado despacho, declaró que su equipo “responderá con la ley” ante una eventual denuncia por parte del Ministerio Público y que “seguramente, el señor Gálvez (actúa) por sus propios intereses”.

6. ¿De qué acusa Gálvez a Vela y a Pérez? De acuerdo con sus últimas declaraciones, el magistrado sostiene que los fiscales han favorecido a Odebrecht en el acuerdo de colaboración que se concretó entre la compañía brasileña y la Procuraduría y Ministerio Público peruanos. “Lo que a mí me ha sorprendido y obviamente me ha causado honda preocupación es al revisar la sentencia que homologa el acuerdo y donde he podido encontrar más o menos quince observaciones graves. (...) Yo expuse en la Junta y simplemente solicité que en realidad una persona o las personas que han realizado ese acuerdo tan nefasto para los intereses del país no pueden continuar en las investigaciones. Eso es natural”.

El fiscal supremo también afirmó que el Poder Judicial ha sido tomado por un nuevo poder que ahora manejan Vela y Pérez. “En este momento, el Poder Judicial, quienes trabajan en Anticorrupción, no están en capacidad de decirle ‘no’ a los fiscales. Ni al fiscal supremo Pablo Sánchez ni a los fiscales Vela y Pérez.  No están en capacidad porque están totalmente sometidos al poder mediático que en este momento gobierna el país y, en buena cuenta, sometidos a los intereses de Odebrecht”, dijo. 

¿Qué opinas?