NIUSGEEK tiene a prueba al Xiaomi Mi Box S con Android TV
NIUSGEEK tiene a prueba al Xiaomi Mi Box S con Android TV | Fuente: RPP

Los TV Box siguen siendo un mercado disparejo y de múltiples condiciones, y desde que tengo el Chromecast con Google TV me he preocupado menos por buscar opciones igual de solventes. Sin embargo, Xiaomi me llamó la atención por dos razones: la manera en que la gente recomienda sus sistemas de TV Dongle o TV Box para convertir pantallas en Smart TVs, y la confusión surgida por un modelo prohibido por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, un evento que no afecta la venta de este producto: el Mi Box S. Tras esta situación, le pedimos a Xiaomi una unidad de prueba, y esta es nuestra reseña.

 Xiaomi Mi Box S: especificaciones técnicas

XIAOMI

MI BOX S

TAMAÑO

95.2 x 95.2 x 16.7mm

PESO

147 g

OS

Android 9

CPU

Amlogic S905X-H Quad-core 64 bits

GPU

Mali-450

ALMACENAMIENTO

8GB eMMC

RAM

2GB DDR3

CONECTIVIDAD

WiFi AC | BT 4.2

RESOLUCIÓN

4K 60fps 3840 x 2160

FORMATOS

RM, MOV, VOB, AVI, MKV, TS, MP4, 3D

AUDIO

MP3, APE, FLAC

CONEXIONES

HDMI 2.0 | USB 2.0 | Toma de corriente | Audio

Además de los cables y la fuente de energía, en la caja nos encontramos con el equipo y el control remoto
Además de los cables y la fuente de energía, en la caja nos encontramos con el equipo y el control remoto | Fuente: RPP

Casi un powerbank. En verdad, me sorprende que sea tan ligero. Hablamos de un cuadrado de casi 10 centímetros por lado y más liviano que un smartphone promedio. En el limpio chasis negro encontramos el logo de Xiaomi, mientras que en el borde superior encontramos los ingresos: energía, USB, HDMI y audio. Simple, sin nada más. Ojo que en la caja tenemos todos los accesorios y cables, además del control remoto.

Así luce el control remoto
Así luce el control remoto | Fuente: RPP

Un control con accesos. A través de una conexión Bluetooth, este control remoto – alimentado por dos pilas AAA - es capaz de interactuar con este equipo, y añade al medio una serie de botones semejantes a la barra de navegación de Android: parrilla de apps, retroceder y home. Desde arriba, tenemos el botón de encendido sobre el asistente de Google y la rueda de navegación con botón central. Debajo, se añaden botones de Netflix y Prime Video encima de los botones de volumen.

Tenemos un puerto independiente de carga
Tenemos un puerto independiente de carga | Fuente: RPP
En la parte trasera encontramos los conectores USB, HDMI y audio
En la parte trasera encontramos los conectores USB, HDMI y audio | Fuente: RPP

Instalación sencilla. El cable HDMI debe conectarse al televisor y el de energía a un tomacorriente. El de audio es opcional si tienes un parlante por conectar, pero el resto es realmente simple. En la pantalla del TV debes seguir los pasos para darte de alta con tu cuenta de Google y seguir las indicaciones. Incluso podemos ver al equipo en la lista de dispositivos de Google Home.

Esta es la interfaz que encontramos en el equipo
Esta es la interfaz que encontramos en el equipo | Fuente: RPP
Cuando empezamos a bajar encontramos recomendaciones por apps
Cuando empezamos a bajar encontramos recomendaciones por apps | Fuente: RPP
Esta versión también es compatible con Android TV
Esta versión también es compatible con Android TV | Fuente: RPP

Android TV sin retoques. Ojo, no tenemos Google TV, sino Android TV. Esta versión, a diferencia de la que lleva desde caja el dongle de Google que hemos revisado, es una previa a la migración de Android por un sistema más maduro. Aquí tenemos una interfaz menos pulida, aunque igual de llamativa. En la parte superior tenemos acceso al asistente – el mismo que podemos activar con el control remoto – y la configuración al lado del reloj. Bajando, encontramos las apps instaladas y la lista de contenido generada por nuestras suscripciones que podemos personalizar. Hacia abajo, el contenido por app.

Podemos descargar juegos desde el Play Store
Podemos descargar juegos desde el Play Store | Fuente: RPP

Un menú muy similar al teléfono. La pestaña de configuración nos lleva a la sección de redes, cuentas, apps, preferencias dele quipo y el ajuste del control remoto. Podemos añadir cuentas de menores de edad para un mejor control de su contenido, ajustar los parámetros del DTS, consultar qué permisos tienen nuestras apps y actualizar el sistema. Realmente es como navegar en los ajustes de tu teléfono.

La parrilla de apps. Cuando le damos clic al ícono rojo de apps, entramos a una pestaña que muestra todo lo que hemos instalado, una grilla que podemos reordenar dejando presionado el botón central de la rueda para acceder a la función. Podemos añadir una serie de aplicaciones dedicadas a entretenimiento, juegos y utilitarios desde el Play Store con nuestra cuenta de Google, aunque los juegos no tienen tanto rendimiento y fluidez.

Así luce la pestaña de apps
Así luce la pestaña de apps | Fuente: RPP
Dejando apretado el botón de la rueda del control remoto, podemos acceder a un submenú
Dejando apretado el botón de la rueda del control remoto, podemos acceder a un submenú | Fuente: RPP
Contamos con un teclado, pero también podemos escribir con uno bluetooth
Contamos con un teclado, pero también podemos escribir con uno bluetooth | Fuente: RPP
El repositorio de apps en el Play Store nos muestra solo las compatibles con Android TV
El repositorio de apps en el Play Store nos muestra solo las compatibles con Android TV | Fuente: RPP
El asistente de Google se ubica en la parte superior
El asistente de Google se ubica en la parte superior | Fuente: RPP

Google sobre contenido. Cuando estamos viendo una película, podemos usar el asistente en forma de tarjeta desde la parte inferior, mientras el contenido entra en pausa. Simplemente debemos hablarle al control remoto para que nuestro pedido se refleje en pantalla. Esto también permite abrir apps con voz y controlar nuestros dispositivos en casa. Cuando terminamos, debemos reanudar manualmente lo que estamos viendo. No es tan invasivo, realmente.

Las búsquedas de Google aparecen así sobre el contenido que vemos en ese momento
Las búsquedas de Google aparecen así sobre el contenido que vemos en ese momento | Fuente: RPP

USB completo. Ya había comentado que tenemos un puerto USB en la parte trasera, pero lo que no había dicho es que también podemos echar a andar periféricos desde ahí. He podido enlazar una memoria USB, una webcam – la C920 de Logitech funcionó sin problemas, pero la Brio no pudo levantar - y un teclado inalámbrico para interactuar sin problemas. Si quieres, puedes añadir un HUB para manejar más dispositivos, pero no todo sería compatible desde ahí.

El equipo lleva 8Gb de capacidad interna, pero podemos añadir almacenamiento mediante USB, aunque no para instalar apps
El equipo lleva 8Gb de capacidad interna, pero podemos añadir almacenamiento mediante USB, aunque no para instalar apps | Fuente: RPP
Le podemos añadir un HUB
Le podemos añadir un HUB | Fuente: RPP
Pude conectar mi Jabra Panacast al equipo
Pude conectar mi Jabra Panacast al equipo | Fuente: RPP
Las imágenes cargan bastante rápido
Las imágenes cargan bastante rápido | Fuente: RPP

Ya ¿y qué tal se ve? Muy bien, y con una fluidez esperada para la capacidad máxima del equipo (4K a 60fps). En concreto, la compatibilidad con varios formatos permite que la experiencia de visionado. Eso sí, no contamos con Dolby Vision ni con Atmos, y tenemos que quedarnos con HDR10. El equipo igual soporta Dolby Audio Plus y DTS X. En temas de conectividad, el WiFi doble banda ayuda a que el contenido escale rápido y de manera veloz. Netflix, Prime Video, HBO Max, Star+, Disney+ y las disponibles en Android corren sin problemas. Lo bueno es que, al tener Android TV, podemos instalar Apple TV+ sin limitaciones.

Es un dispositivo eficiente y que permite escalar la experiencia
Es un dispositivo eficiente y que permite escalar la experiencia | Fuente: RPP

¿Vale la pena? Sí, aunque hablamos de un precio muy cercano al del Chromecast con Google TV en mercado local, así que deberías saber escoger qué beneficios tenemos entre ellos. Lo bueno es que el diseño contempla un ingreso para USB – que podemos convertir en entrada RJ45 con un adaptador -, salida para audio independiente, cargar una webcam para videollamadas y el doble de espacio en almacenamiento. Entre los puntos en contra, la ausencia de un sistema de energía por USB-C, una versión no tan actualizada de la interfaz y la falta de un sistema que permita esconder el equipo detrás de la pantalla me harían dudar sobre él. Si nunca has tenido uno, dale. Tu televisor te lo va a agradecer.

* Equipo cedido por Xiaomi Perú desde el 15 de setiembre hasta la publicación de la reseña. Precio en el mercado: aproximadamente 349 soles.