NASA

Un grupo de científicos del Instituto Carnegie de Washington afirma que el agua en la Tierra llegó procedente del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. El descubrimiento revelaría que el líquido no llegó a través de cometas lejanos.

El investigador principal de este estudio, Conel Alexander, explicó que una gran cantidad de agua helada se repartió por el Sistema Planetario Solar. Sin embargo, señala que ese hielo no formó parte de los materiales que componen el agua de la Tierra.

Los científicos lograron establecer una proporción entre la cantidad de deuterio (un isótopo del hidrógeno) y la lejanía con el Sol. Precisaron que cuanto más lejos del astro rey más deuterio contienen los asteroides.

De esa forma, el contenido de deuterio indica que los meteoritos o asteroides se formaron más cerca del Sol. Ellos señalan que probablemente se gestaron en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.