El nuevo procesador Apple M1 fue presentado en noviembre
El nuevo procesador Apple M1 fue presentado en noviembre | Fuente: RPP

Los tiempos cambian, y la adaptación a esos tiempos marca el ritmo de las empresas tecnológicas. Tras el esperado anuncio de los nuevo procesadores Silicon M1, Apple ha alentado a los desarrolladores a migrar sus aplicaciones a esta nueva arquitectura ARM diseñada a medida por la marca de la manzana. Sin embargo, estas primeras semanas los usuarios han notado que algunos entornos importantes no son compatibles con este nuevo procesador: Windows es uno de esos.

En una reciente entrevista con Ars Technica, tres directivos de Apple hablaron acerca de los elementos claves en este cambio drástico en la optimización de la Mac. Greg “Joz” Joswiak (vicepresidente senior de marketing mundial), Craig Federighi (vicepresidente senior de ingeniería de software) y Johny Srouji (vicepresidente senior de tecnologías de hardware) respondieron a las inquietudes planteadas tras el adiós a Intel como proveedor de chipsets para los equipos de escritorio de Apple.

Al ser consultados sobre el rendimiento de las aplicaciones que migran desde la anterior arquitectura a M1, Federighi señaló que “alrededor del 90% de las apps funcionan bien”, y explicó que las restantes no reúnen una serie de condiciones para ser optimizadas:

Craig Federighi, VP senior de ingeniería de software en Apple
Craig Federighi, VP senior de ingeniería de software en Apple | Fuente: RPP

“Podría usar tecnología que simplemente no está disponible o no es sensible en Mac” explicó Federighi. “Un giroscopio sería un excelente ejemplo. Hay otras aplicaciones que, solo por una razón y la otra, son aplicaciones antiguas y usan algún tipo de SPI – interfaz de periféricos -, hacen ciertas suposiciones sobre el entorno de ejecución subyacente, lo que provoca que no funcionen. Así que hacemos una cierta cantidad de pruebas automatizadas de los títulos existentes para ver si fallan. Los examinaremos automáticamente desde la tienda si tienen esos problemas”.

En cuanto a Windows ejecutado de forma nativa en la máquina, "eso realmente depende de Microsoft", dijo. "Tenemos las tecnologías centrales para que hagan eso, para ejecutar su versión ARM de Windows que, por supuesto, es compatible con aplicaciones en modo de usuario x86. Pero esa es una decisión que Microsoft tiene que tomar, para obtener la licencia de esa tecnología y que los usuarios la ejecuten en estas Mac. Pero las Mac son ciertamente muy capaces de hacerlo".