Reconocimiento facial
Varios Estados de EE.UU. está utilizando reconocimiento facial para solicitantes de empleos. | Fuente: Flickr

El reconocimiento facial está siendo criticado en las redes sociales por su uso poco ético y muchas veces avivando actos discriminatorios. Ahora, esta misma tecnología se está aplicando en los procesos de beneficio social por desempleo en Estados Unidos, poniendo a debate el manejo de la privacidad.

Unos 25 Estados del país norteamericano está utilizando actualmente el software comercial de reconocimiento facial 'ID.me' para verificar identidades de las personas que solicitan beneficios por desempleo, según informa CNN.

Sin embargo, el problema que les preocupa a varios ciudadanos es la privacidad del servicio. Según la guía de ID.me, los solicitantes deben configurar su cuenta con una dirección de correo electrónico, un número de seguro social, una identificación con foto y una impresión de video. 

Privacidad por beneficio

La plataforma ID.me informa que pueden conservar los datos biométricos de los usuarios incluso siete años después de la eliminación de la cuenta. El cofundador de ID.me, Blake Hall, dijo a CNN que el servicio es para agencias gubernamentales, principalmente para identificar fraudes.

Varios usuarios han decidido no arriesgar su privacidad por algunos beneficios sociales, ya que la tecnología de reconocimiento facial ha sido muy controversial.

Grupos de derechos civiles con frecuencia se oponen a este software por cuestiones de privacidad y otros peligros potenciales. Los casos más sonados fue la identificación errónea de una persona de color y el arresto de un hombre injustamente.