Varias empresas han decidido presionar para evitar un bloqueo a Tencent en Estados Unidos
Varias empresas han decidido presionar para evitar un bloqueo a Tencent en Estados Unidos | Fuente: RPP

Los días pasan, y la tensión entre Estados Unidos y China crece mientras vamos llegando al 15 de setiembre, la fecha determinada por el gobierno de Estados Unidos para que Bytedance y Tencent se desvinculen de sus productos activos en ese país. TikTok y WeChat tienen poco más de 30 días para traspasar sus operaciones y mantenerse con vida en territorio norteamericano. Sin embargo, un grupo de grandes nombres intenta detener el veto.

Un reporte del Wall Street Journal señala que una docena de compañías americanas intentan ejercer presión para evitar el veto a Tencent, evidenciando las consecuencias de un movimiento tan inusual como el bloqueo a una empresa con demasiados lazos comerciales. La nota menciona a firmas como Apple, Ford, Walmart y Disney como parte de este grupo.

WeChat, tal y como WhatsApp en el resto del mundo, es la aplicación de mensajería más importante de China y una de las plataformas de comercio electrónico más usadas en ese país. Además de ser usada para pagos y transacciones por más de mil millones de usuarios activos, los ciudadanos chinos en Estados Unidos usan la app para comunicarse con familiares y proveedores. Esta práctica ha provocado una inusual reacción en el presidente Trump.

“Como TikTok, WeChat captura automáticamente enormes franjas de información sobre sus usuarios, amenazando así dar acceso al Partido comunista chino a informaciones personales de estadounidenses”, señala el decreto firmado por Donald Trump hace unos días.

En el caso de Apple, un posible bloqueo de WeChat dejaría a los iPhone sin esta aplicación en China, provocando que el dispositivo de la manzana sea poco atractivo para los usuarios y que las ventas del equipo desciendan en un mercado que le permite a Apple tener el 9% de participación.

Para Disney, parte de los problemas comerciales generados por un bloqueo a Tencent implica la postergación de un acuerdo para la distribución de material exclusivo de Star Wars y otras franquicias para China. La submarca de Tencent, Literature, había logrado establecer un contrato con Lucas Films, otro de los nombres bajo el paraguas “Disney”, para distribuir hasta 40 novelas de la saga galáctica traducidas al chino. Cabe señalar que Literature mantiene una tasa activa de 217 millones de usuarios en China.

La firma de autos Ford había logrado firmar un acuerdo con Tencent en 2015 para la inclusión de WeChat en el sistema operativo de sus autos, además de ofrecer esta solución a otras marcas distribuidas en China, como Nissan y Daimler. Otro punto para tomar en cuenta es que la gigante asiática ya ha invertido más de 1800 millones de dólares en tesla, la firma de Elon Musk.

El bloqueo a Tencent provocaría que los ingresos estadounidenses desciendan abruptamente, pues ya no tendrían acceso libre a uno de los mercados más importantes y masivos del mundo. Tencent mantiene otro tipo de convenios más allá de lo tecnológico: soporta la distribución de casas discográficas como Universal Music Group, mantiene contratos con la NBA por 1500 millones de dólares para transmitir partidos en China, cuenta con el 12% de acciones de Snap Inc. y el 9% de acciones de Spotify, entre otras inversiones claves en terreno estadounidense.

Si lo ponemos en términos prácticos, Donald Trump no está desconectado un enchufe para detener la corriente. Está apagando una subestación eléctrica completa al bloquear a Tencent.