Llamadas perdidas
Usar solo números fue vital para que la población analfabeta también pueda adaptarse a su uso. | Fuente: Unsplash

Normalmente, una llamada perdida hace que el receptor intente comunicarse con el emisor para entablar una conversación por múltiples motivos. Sin embargo, en India, esto no era así y servían más como mensajes de “Estoy en camino” o “Te quiero” y marcaron el boom digital en el país, uno de los puntos clave en la tecnología actual mundial.

El periodista Atul Bhattarai escribió un extenso reportaje de cómo la cultura tecnológica india creció gracias a las llamadas perdidas y cómo las empresas lo aprovecharon para lograr la aceptación digital, aunque también para obtener datos de los usuarios.

Las alertas de llamadas perdidas antes que mensajes de texto

En el 2003, cuando recién la telefonía se masificaba, las llamadas por celulares en la India costaban 8 centavos de rupia y, con solo 10 minutos de conversación, el usuario podía gastar el salario diario promedio de esas épocas.

Por lo mismo, las familias empezaron a llamarse unos a otros, pero colgando antes de que el otro contestara. Estas alertas de llamadas perdidas se convertían en mensajes únicos dependiendo del contexto previo. "Diríamos que, si voy a recogerte, te daré una llamada perdida y saldrás de tu casa", explica en testimonio un usuario.

Con esta función extendiéndose por todo el país, resultó más popular que los mensajes de textos más económicos que llamadas debido a que solo necesitaba que los emisores sepan el código numérico para marcar números y colgar antes de contestar. Esto fue vital para que la población analfabeta pueda ir adaptándose a su uso. El celular empezaba a masificarse.

Publicidad y datos

Con cada vez más gente usando celulares, empresas intentaron aprovechar el momento y empezar los primeros guiños al uso de datos e internet.

ZipDial se asociaría con una marca y establecería una línea directa a la que la gente podría llamar para servicios como resultados deportivos o mensajes de celebridades. Todo lo que necesitaban las personas era "registrarse" con una llamada perdida.

El periodista también destaca un servicio de listas de reproducción algorítmicas proto-Spotify llamado Kan Khajura, que entregó nueva música en llamadas de 15 minutos. “El atractivo central de Kan Khajura era que se podía acceder a él en cualquier lugar y en cualquier momento, a diferencia de la radio y la televisión”, escribe.

El servicio fue beneficioso para ambos: mientras que los usuarios recibían contenido de marcas que estaban luchando por llegar a los consumidores fuera de línea, las empresas conocieron las preferencias de sus clientes y crearon campañas de marketing virales fuera de línea para sus productos.

Por lo mismo, las personas pudieron ir involucrándose en el mercado tecnológico antes que los precios se volvieran más justos y la infraestructura técnica llegue a todo el país, convirtiendo a la India en el país próspero donde todas las gigantes apuntan. Todo con una simple llamada perdida.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.