Nayib Bukele
Nayib Bukele impulsó la adopción del bitcoin en el país. | Fuente: AFP

Este 7 de septiembre se cumple un año desde El Salvador adoptara oficialmente al bitcoin como moneda de curso legal en el país, convirtiéndose en el primer país en el mundo en aceptar una criptomoneda en su rumbo oficial.

Con el lanzamiento de cajeros bitcoin, una billetera digital llamada ‘Chivo’ y hasta la promesa de la ‘Bitcoin City’ para criptoinversionistas, el proyecto se erige en medio de una caída fuerte de la moneda y con dudas aún en la población.

¿Cómo evolucionó el bitcoin en El Salvador?

La medida del bitcoin fue impulsada por su presidente Nayib Bukele, comprometido por las nuevas tendencias. Argumentó que este proyecto mejoraría el interés de la población en el sistema económico, ya que había un gran porcentaje de personas no bancarizadas.

Asimismo, su principal beneficio que ofrecía a los salvadoreños era el poder enviar y recibir remesas de Estados Unidos, del cual depende un gran número de familias, con menores comisiones que los servicios actuales.

El valor del bitcoin en un año ha descendido fuertemente. Según gráficas de CoinMarketCap, la criptomoneda se valorizaba en 46 mil dólares el 7 de septiembre de 2021. Dos meses después, en noviembre, subiría hasta los 67 mil dólares, su pico máximo en la historia, hecho que emocionó a los salvadoreños.

Lastimosamente para sus intereses, desde dicha fecha la criptomoneda ha ido en picada, iniciando el 2022 en 35 mil dólares, recuperarse momentáneamente en marzo, y caer al fondo incluso este mismo nuevo septiembre, tocando los 18 mil dólares en promedio.

Bukele defiende su posición

Las caídas, sin embargo, no han sido un desmotivo para Bukele, quien ordenó la compra de 2381 bitcoins en cada caída mediática de la criptomoneda.

El presidente ha señalado que su política de bitcoin atrajo inversiones, redujo las comisiones bancarias a cero, aumentó el turismo y promovió la inclusión financiera.

Sin embargo, donde mayores dudas quedan es en las deudas externas. El Salvador ha sido catalogado como un riesgo para todas las prestamistas, manteniendo una deuda de 1600 millones de dólares de bonos soberanos con vencimiento en 2023 y 2025.

El Fondo Monetario Internacional ha pedido al país que revierta el estatus de bitcoin como moneda de curso legal citando preocupaciones financieras, económicas y legales; complicando un trato con el prestamista.

Por el momento, no hay números oficiales publicados por el gobierno sobre el uso del bitcoin en el país o el uso de la billetera Chivo, que regaló un bono de 30 dólares en criptomonedas durante su lanzamiento. De acuerdo con una encuesta externa, se cree que solo un 20 % de usuarios de la wallet siguió usándola luego de usar el crédito gratuito.

Según estadísticas del banco central, entre septiembre de 2021 y junio de 2022, el país recibió cerca de 6,400 millones de dólares en remesas y menos del 2% fue transferido por billeteras digitales de criptomonedas, según se lee en Reuters.

La principal promesa a futuro es el Bitcoin City, una ciudad debajo del volcán Conchagua que espera ser un paraíso para los inversores de criptomonedas.

"Aprovecharemos la generación de energía geotérmica para la ciudad y el minado de bitcoin", dijo Bukele durante su presentación.

El presidente dijo que el único impuesto que tendrá la Bitcoin City es el impuesto al valor agregado (IVA), que servirá para el mantenimiento de la ciudad. "No tendremos impuesto sobre la renta, para siempre. Sin impuestos sobre las ganancias, cero impuesto sobre la propiedad, ni impuestos sobre las contrataciones, cero impuestos municipales y cero emisiones de CO2", sostuvo.

¿Podrán estas promesas sostener el proyecto?

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.