El botón
El botón "Turbo" vuelve, pero de manera virtual. | Fuente: YouTube / Gaming Retro

El diseño de los procesadores de 12ª generación de Intel ha llevado a las PCs algo que ya veíamos en el mundo móvil: núcleos de eficiencia que se encargan de las tareas más “mundanas”, mientras que núcleos de rendimiento llevan las cargas pesadas.

Esta nueva tecnología está confundiendo a los sistemas de manejo de derechos (DRM) de algunos juegos.

Los usuarios de la 12ª generación de Intel pueden esperar crasheos, apagones o simplemente no poder ejecutar el juego.

Desde ya, hay una lista de juegos afectados tanto en Windows 11 y Windows 10. Entre ellos están alglos de la serie Football Manager, Assassin’s Creed: Valhalla, Far Cry Primal, entre otros.

Puedes consultar la lista aquí.

La solución de Intel

Intel ya tiene una solución que nos recuerda a los botones de “Turbo” que tenían las PCs décadas atrás.

Se trata de un Modo de Compatibilidad para Juegos. Intel da instrucciones, que incluyen activarlo una vez en la BIOS y utilizar la tecla Scroll Lock como el atajo para mantener este modo compatible con los juegos afectados.

Sepa más: