En muy poco tiempo, el exitoso y ahora laureado Dragon Ball FighterZ ha creado una sólida comunidad de esports y muchos torneos oficiales fueron anunciados. Sin embargo, su participación en múltiples eventos importantes como el EVO Championship Series en Japón, el DreamHack Atlanta y el Anime Ascencion ha sido cancelada sin dar explicaciones.

En el caso del DreamHack Atlanta, el organizador ha declarado que la cancelación de la participación de Dragon Ball FighterZ en el torneo no obedece a una falta de quorum, si no a motivos que sencillamente "no puede explicar en público".

Todas estas cancelaciones se han realizado en un periodo corto de tiempo y la comunidad de usuarios está sumamente inconforme con este retiro aparentemente sistemático del juego de la escena competitiva.

¿Quién es el responsable de este supuesto “boicot”?

La comunidad de usuarios, faltos de información oficial, han comenzado a atar cabos en esta historia y vislumbrar la identidad del responsable de esta lamentable situación.

El abogado especialista en videojuegos, esports y entretenimiento UltraDavid ha mencionado que uno de los motivos principales por el cual el videojuego se retirase de estos importantes eventos competitivos sería responsabilidad e intervención directa de uno de los dueños de la IP de Dragon Ball, quienes tendrían alguna inconformidad el uso de su marca en los torneos.

El creador de contenido D-Piddy, conocido especialista en anime y videojuegos ha seguido este caso y concluye que la empresa japonesa Toei Animation, podría estar detrás de esta situación, tal vez no buscando publicidad en los eventos, pues no los necesita, si no una compensación monetaria por el uso de su licencia en el ahora extremadamente popular esport. 

Sobre Dragon Ball FighterZ

Después de ser nombrado en el 2018 como el esport del año por ESPN y como el mejor juego de peleas por The Game Awards, una gran escena competitiva basada en Dragon Ball FighterZ está apenas naciendo gracias al interés de jugadores profesionales y organizadores de eventos.

Se trata de un videojuego de peleas en “2.5D” (modelos en 3D pero desplazamiento en 2D) que hace uso del famoso motor de juego de Arc System Works, que le da una jugabilidad rápida y compleja.

¿Los videojuegos y los esports son tu pasión? Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con lo último.