"The Walking Dead": Rick y Negan disputan la batalla final

En el último capítulo de la serie, el enfrentamiento entre los líderes de Hilltop y El Santuario definirá el futuro de las comunidades. Maggie se convierte en un personaje clave hacia el final del capítulo.

El propósito del desaparecido Carl Grimes era la paz, pero las comunidades terminaron en guerra. El último episodio de la temporada 8 de "The Walking Dead" dejó huellas de resentimiento en algunos personajes, mientras que otros se vieron iluminados por el final de la batalla entre Rick y Negan.

Episodios anteriores mostraron emboscadas entre todas las comunidades. Nunca antes los líderes de Hilltop, Oceanside, El Reino y El Santuario habían estado en la misma escena. En el capítulo 15, Dwight envía un mensaje al recinto de Maggie con las coordenadas exactas de la posición de su adversario.

El líder del Santuario, Negan, descubrió en el episodio anterior la carta enviada por Dwight a Hilltop. Con eso, se le ocurrió enviar a los aliados del fallecido Simon al área donde está la comunidad de Rick para que este piense que son el enemigo y los asesine. Su plan era castigarlos por revelarse contra él (Negan) en su ausencia. Una vez que Rosita, Morgan, Maggie, Jesús, y los demás en el bando asesinan a los supuestos socios del hombre del bate, descubren una dirección en el bolsillo de uno de ellos. Es un lugar equivocado, una trampa: la carretera del viejo molino.

Al llegar al campo de batalla, Negan habla por el altavoz a Rick para desmentir la traición del ex esposo de Sherry. Presume una pronta muerte de sus rehenes ─Gabriel y Dwight, atados de manos y vendados de los ojos─. Rick escucha a su oponente mientras apunta con el arma en la mano. Todo está calculado para acabar con los líderes de Hilltop.

 

Estalla la guerra: los Salvadores disparan contra la comunidad de Maggie, pero repentinamente las balas impactan contra las manos de ellos mismos. El fabricante de armas, la “rata cobarde” (como le llamó Rosita), Eugene, había saboteado la manufactura del armamento para que las balas asesinaran a quien jalara del gatillo. Negan, con la mano derecha herida y la izquierda sujetando el bate, luce desconcertado y retrocede.

El enfrentamiento demora unos minutos hasta que sucede el encuentro más esperado durante toda la temporada. A Rick se le acaban las balas y Negan está cansado. Caen al suelo y luchan hasta que uno de ellos pide 10 segundos. El despiadado Salvador comienza a contar mientras su contrincante habla sobre Carl y el futuro del mundo. “Detente. Te lo pido por Carl”, le dice.

Despiadados, ambos se miran directamente y la escena sugiere que un apretón de manos está cerca hasta que, de pronto, Rick rebana el cuello de quien alguna vez fue el personaje más infame e influyente de El Santuario. El líder de los Salvadores ha caído y gran parte de su comunidad se ha rendido.

 

A pesar de todo el mal que este personaje causó, Rick no deja que muera y pide que lo salven. Ese acto significa una injusticia para Maggie. En nombre de su esposo Glenn, a quien Negan había asesinado, la líder de Hilltop llora desconsoladamente: el castigo era la muerte, no el perdón. Pero ya es muy tarde porque el pensamiento del padre de Carl ha cambiado luego de analizar el mensaje de la carta que su hijo le dejó.

Rick advierte a toda la comunidad de Hilltop. “Aquellos que quieran vivir en paz y con justicia, que tengan la misma meta, les digo que este mundo es suyo por derecho. Unamos fuerzas. El nuevo mundo empieza. Todo esto [señala a Negan, herido] es el pasado. Tiene que haber algo más después”.

Tanto Morgan como él, han venido presentado alteraciones en su mente por el trauma de una guerra sangrienta. Luego de lo peor, el superviviente mayor (Morgan) toma la decisión de alejarse del refugio y viaja hasta El Basurero, donde está Jadis, para decirle que puede regresar porque Rick tiene una nueva mirada sobre el futuro de las comunidades. Ella acepta, pero él quiere quedarse aislado por un tiempo.

 

Por su parte, Daryl le perdona la vida a Dwight. Sin esposa y con un gran remordimiento por todas los asesinatos a inocentes, el ex Salvador derrama lágrimas de tristeza y a la vez de alegría. Vivirá, pero jamás podrá acercarse a Hilltop de nuevo. Decide conducir hasta la casa abandonada de Denise, donde había una nota que decía “D” y al abrirla “Luna de miel”.

En la posguerra, algunos salvadores son perdonados y otros liberados, como Gregory. Rosita destaca el gesto de Eugene sobre el sabotaje de armas. Tara trabaja de la mano junto a los salvadores en reconstruir el refugio. La misión más importante desde ahora es leer el Manual que es la clave para el futuro.

Mientras tanto, Rick y Michonne anuncian al líder de Washington ─vendado del cuello y postrado en una cama─ que él “es la prueba de que Hilltop está construyendo una civilización”. Para la pareja, el encarcelamiento de Negan significa una justicia sana, pero para Maggie, Daryl y Jesús no lo es. La última conversación que se muestra en la serie deja sobre la mesa la idea de venganza en los personajes del bando que supuestamente está a favor de la reconciliación. ¿Quién será el enemigo en la siguiente temporada de "The Walking Dead"?

0 Comentarios
¿Qué opinas?