Am

Luego de haber conversado con Charo, Carlos Cabrera decide ir en busca de Francesca Maldini quien queda muy sorprendida al verlo en la sala de su casa. Peter es quien le abre la puerta.

Carlos le pide a Peter que los deje solos. “¿Cómo estás?”, le pregunta. “Me enteré de que estuviste en una clínica”, añade. “Tuve una descompensación pero en general estoy bien. Sobre ese asunto del falso juez de paz…”, trata de hablar Francesca. “No te preocupes, lo sé todo, Charo me contó todo”, le dice el médico.

“Todavía no entiendo por qué Raúl no me dijo que el juez era en realidad un actor. Pero es mi amigo. Recién me doy cuenta de que no estamos casados. Francesca perdóname, no debí desconfiar de ti. Te he extrañado tanto”, le dice. “Yo más”, responde Francesca.

“¡Qué espera para chaparla!”, grita Monserrat que es llevada al interior de la casa por Peter. “Monserrat tiene razón. No sé por qué espero para besarte”, dice Carlos y besa tiernamente a Francesca que está radiante.