Michelle Alexander habló sobre
Michelle Alexander habló sobre "La otra orilla" | Fuente: RPP Noticias

Michelle Alexander y Del Barrio Productores estrenarán este 3 de agosto, a las 8:30 p.m., su nueva propuesta “La Otra Orilla”, en la que contarán la historia de cinco familias que enfrentan la pandemia de la COVID-19

Durante la conferencia de prensa, Alexander se refirió a las críticas contra la nueva producción, por lo que recalcó que ella busca mostrar historias de esperanza y no que incentiven el morbo.

“Siempre van haber críticas y, si viviéramos de las críticas, estaríamos sentados en nuestras casas. Yo hago cosas para ayudar a ser mejores personas. Si fuera un tema de aprovechamiento, no se hubieran hecho películas de la Segunda Guerra Mundial o sobre el terrorismo”, apuntó.

“Tratamos temas de la realidad y eso es lo que nos azota en estos momentos. Estamos contando las historias detrás de la puerta de sus casas. Es nuestra obligación como creadores contar historias que reflejan la realidad. No estoy contando historias de tragedias, no vamos a ver muertos saliendo los hospitales ni gente agonizando. Eso es morboso y no lo haríamos. Queremos brindar esperanza”, aseguró Michelle.

Para hacer posible las grabaciones de “La Otra Orilla” se tuvo que crear un manual de producción que incluyeron las medidas de bioseguridad necesarias para custodiar la salud de todos los involucrados. Este protocolo estuvo bajo la supervisión de Hugo Coya y el área de Producción sanitaria, que está conformada por dos personas. 

Asimismo, Michelle Alexander indicó que todo el equipo de producción y actores recibieron charlas con especialistas, como con el doctor Leslie Soto y la doctora Pilar Mazzetti.

Para el rodaje también se cuenta con dos médicos y una enfermera ocupacional y, además, cada 15 días todos los trabajadores se toman la prueba rápida para descartar el nuevo coronavirus

UNA GRAN INVERSIÓN

El gerente general de Del Barrio Productores, Hugo Coya, reveló que para hacer posible “La Otra Orilla” se ha tenido que invertir un 30% más de dinero que lo que significa realizar una telenovela regular, debido a la actual coyuntura.

“El costo de producir en una coyuntura como esta se ha aumentado en un 30% a lo que sería en una telenovela regular en tiempos distintos”, sostuvo.

También, precisó que previo a iniciar el rodaje todos los trabajadores se realizaron la prueba molecular para detectar el nuevo coronavirus y, además, cada 15 días todos se realizan la prueba rápida de descarte.

Otra acción que ha significado una gran inversión es la movilidad que se ha contratado para que recoja al personal en sus viviendas y así evitar que los involucrados usen transporte público. 

“Todos los técnicos y actores, pasan por exámenes, como pruebas moleculares y pruebas rápidas, a todos se les mide la temperatura a su ingreso, cada uno tiene una silla con nombre propio, un kit personal de protección, todos mantienen la distancia (...) Muchas escenas se graban con un maniquí y, luego, en el cambio de escena, se hace el cambio de actores”, detalló Hugo Coya.