Sonaly Tuesta
Sonaly Tuesta cumple 20 años conduciendo y dirigiendo el programa cultural "Costumbres". | Fuente: Instagram

El sábado 25 de julio, el programa “Costumbres” cumple 20 años al aire a través de TV Perú. Este espacio cultural es dirigido y conducido por Sonaly Tuesta, una periodista originaria de Amazonas que desde la universidad soñó con mostrar los lugares poco concurridos en nuestro país que los mismos peruanos desconocemos.

A pesar de que la pandemia ha hecho que su calendario de proyectos para celebrar dos décadas quede en el vacío, Tuesta ha visto como una oportunidad el poder salir adelante en medio del aislamiento social y al virus, que hace cuatro años pudo salir vencedora.

Recordando su época universitaria, Sonaly conversó con RPP Noticias y aseguró que siempre tuvo en mente crear “Costumbres”, solo que surgió la oportunidad de lanzarlo como suplemento del diario “El Sol”, lugar trabajó por muchos años.

Sin embargo, el perdido canal UHF 57, estaba aceptando proyectos para televisión por lo que se animó a presentarlo de una manera mejorada para que sea transmitido por la pantalla chica. “Yo quería un programa que hable de Perú a través de su gente, su alegría, su cultura, en fin, y finalmente, resultó y eso pasó a ser la esencia del programa”, asegura Sonaly Tuesta. No obstante, ya puesto en marcha, quedaba una pregunta sin contestar: ¿Quién lo conduciría?

“En la universidad no me fue bien en clases de conducción”, dijo entre risas. “Me costó, pero las circunstancias me llevaron a esa situación. Me di cuenta de que me gustaba mucho”, comentó.

SU PRIMER VIAJE EN EL 2000

Hace 20 años, Sonaly Tuesta junto a su equipo de producción enrumbaron hacia la provincia de Huaylas en Ancash, para presenciar la fiesta de Santa Isabel o Mama Shawi, patrona de las cosechas, que está relacionada con el tema del maíz donde hay un ritual que imitan a los ganaderos y a la gente del campo.

La directora de “Costumbres” confiesa que no fue fácil ya que la gente no se conectaba muy bien porque no los conocía. Recién empezaban así que fue difícil, sin embargo, a medida que pasó el tiempo, todo fue cambiando y fue determinante para el programa ya que lograron una fuerte conexión y las mismas personas le facilitaban información, que quizá ellos no querían mostrarlas en su momento.

Para Sonaly, desde que inició su primer viaje hasta el último, considera que ha sido un aprendizaje en todo el tiempo que ha durado. “Ese es el mayor éxito que podemos tener, como anfitriones, como creadores; hemos avanzado y a partir de ello, mucha gente ha comenzado a conocer el Perú y verlo de manera más amplia, no asumirla que es de otros, sino que nos pertenece. Hacer nuestras las tradiciones, comenzar a mirarnos de otra manera”, asegura Tuesta.

Diez años después y para celebrar la primera década de “Costumbres”, Sonaly comenta que regresaron a Huaylas para la misma festividad y así compararla tiempo después. “Fue una experiencia distinta porque todos cambiamos, desde nosotros hasta ellos”, confesó.

VOLVIENDO A VIVIR

Después de todas las anécdotas que pasó con sus compañeros como rasparse la cara en San José de Chayaca en Huancavelica cuando celebraran la fiesta patronal de Santiago de Chocorvos hasta dormir en lugares inimaginables como comisarías o postas, hubo algo que no podrá olvidar: su enfermedad.

En el 2016, a Sonaly Tuesta la salud le jugó en contra. Estuvo internada, le faltaba el oxígeno, hasta estuvo en coma inducido por nueve días. Nadie sabía qué tenía hasta que luego de una larga recuperación que duró alrededor de 7 meses, los médicos dijeron que era paramixovirus, un virus que está en el aire que afecta el sistema respiratorio.

“Me considero una persona fuerte. El mal llegó, lo enfrenté, lo procesé y tuve que buscar la positividad y no la desventaja, al igual que con “Costumbres”, nos tuvimos que renovar. Eso marcó un antes y un después en todos”, comentó la conductora.

DESIGUALDAD EN EL PERÚ 

Para Sonaly Tuesta, el formato de ‘Costumbres’ muestra lo bonito de nuestro país, pero utilizan otros medios para mostrar el lado 'b' de las cosas. Ante eso, se pregunta: “¿Cómo es posible que teniendo tanta riqueza cultural, tanta belleza arqueológica y paisajes, las personas estén viviendo en condiciones tan terribles?”, asegura.

Si bien la pandemia ha desnudado de manera cruda toda la precariedad y el olvido por parte de las autoridades, Tuesta espera que los gobiernos regionales puedan llegar al Perú profundo, como le llama, para que noten la necesidad del pueblo.

“Para hablar del país nunca hay que obviar a la gente”, afirma. Además, hace énfasis en que no solo se da a conocer una danza típica, también tenemos que interesarnos en los que participan, no solo de los actores culturales. “Ellos son importantes. Promuevo ver las costumbres y tradiciones como una fuente de desarrollo y no como un decorado”, asegura tajantemente. 

Sonaly Tuesta con un Auquish Negro de Chambara (Junín) en la festividad como homenaje al Niño Jesús cada 31 de diciembre.
Sonaly Tuesta con un Auquish Negro de Chambara (Junín) en la festividad como homenaje al Niño Jesús cada 31 de diciembre. | Fuente: Instagram

20 AÑOS “COSTUMBRES”

La conductora de “Costumbres” se mostró agradecida con las personas de todos los pueblos y confiesa que nunca pensó ser recordada por ellos, pero eso es imposible. Sonaly Tuesta celebra con los lugareños sus fiestas y comparten juntos el ritual. “Todo eso hace que nuestra vida tenga sentido”, comentó. 

Frases de muchas personas como “Ay Sonaly, gracias, me has hecho acordar cuando hacíamos el intercambio de las guaguas”, quedaron grabados en la periodista. Por otro lado, no ve como trabajo estos 20 años del programa ya que siempre ha querido mostrar cómo la cultura va de generación en generación y se siente dichosa de poder mostrársela a los demás peruanos a través de la televisión. 

Sonaly Tuesta cree que es importante fortalecer el tema de los pueblos. La armonía y la naturaleza lo viene haciendo los pueblos y anima a las personas que hagan turismo de naturaleza ya que es importante conectarnos con la tierra, cosa que se ha perdido con los años.

Aún quedan programas por ver, sin embargo, la conductora ya está pensando en qué harpa cuando la pandemia termine. Primero, asegura que volverá a Cerro Azul para terminar de grabar, eso es por el tema profesional.

Pero su deseo, es irse un mes a la granja Porcon en Cajamarca y quedarse en la cabaña para dormir y despertar frente al campo. Otra de las posibilidades, es el museo Leymebamba en Amazonas, donde están las momias, y también hay un espacio para recibir a los turistas. “Eso haré cuando todo acabe, espero sea pronto”, nos comenta Sonaly con una sonrisa en rostro imaginando su estadía en uno de esos lugares.