Mochila escolar
Además del peso que se porte en la mochila, el peso debe ser distribuido lo mejor posible. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

A puertas del inicio del año escolar, los padres tienen que tomar las mejores decisiones a la hora de comprar los útiles, uniformes y otros accesorios tan necesarios como la mochila.

Y es que la mochila es un elemento fundamental para el traslado de todo lo que necesita el estudiante en el aula. Sin embargo, un uso equivocado puede provocar delicados “problemas postulares” a la corta edad de un niño tanto de primaria como de secundaria.

¿Cuánto peso?

El traumatólogo infantil Raúl Quispe en diálogo con RPP Noticias te Cuida explicó que en niños menores a los 30 kilos, lo recomendable es que su carga no exceda al 10 % de su peso. Por ejemplo, un niño de 25 kilos, debe tener una mochila que contenga no más de 2 kilos y medio de peso.

"Los problemas posturales van a llegar con pesos mayores al 10 %, aunque se puede dar un límite de hasta 15 % (del peso del escolar) en algunos preadolescentes o adolescentes", señaló el galeno.

Claves:

1. La distribución del peso

Los objetos más pesados deben ir en la parte del fondo de la mochila.
Los objetos más pesados deben ir en la parte del fondo de la mochila. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

El especialista sugirió distribuir mejor el orden de los útiles escolares y dejar en el colegio una parte de ellos, a fin de evitar el traslado diario de una cantidad excesiva de materiales.

"Siempre poner los objetos más pesados en la parte del fondo de la mochila y llevarla bien pegada a la zona lumbar, porque los músculos más fuertes los tenemos allí, entre la parte abdominal y lumbar. Por encima irían los cuadernos y los útiles menos pesados", refirió.

2. El modelo de la mochila

Las mochilas con ruedas son una buena opción siempre que sean seguras.
Las mochilas con ruedas son una buena opción siempre que sean seguras. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Las mochilas con ruedas son una buena opción siempre que sean seguras. "Hay modelos que permiten arrastrar por 4 ruedas para evitar que el niño esté ‘traccionando’ ((ejercer tensión sobre una articulación o hueso) y pueda tener problemas en el hombro o la columna", remarcó el traumatólogo infantil.

Una mochila que se porta en la espalda, debe tener las correas muy anchas en la parte de los hombros. "Nunca se debe llevar el peso en un solo lado porque terminan perjudicando la salud. Hay muchos pacientes, entrando a la pubertad, con dolor en hombros y espalda. Les genera una sobrecarga mecánica que termina produciendo dorsalgias o lumbalgias a nivel de la columna dorsal o de la parte lumbar", precisó.

Además, la mochila debe estar lo más pegada a la espalda y ante tramos largos se sugiere utilizar aquellas que cuentan con una correa adicional en la cintura, como la que emplean los excursionistas.

"Si la mochila se lleva mal, a pesar de las dos correas, se genera dolor a nivel del cuello y de la espalda hacia los hombros", alertó el especialista, al dar cuenta de una incidencia alta por estos malestares, aproximadamente un 5 % de consultas en edad escolar.

Recuperación

Se quita el peso, se prescriben algunos ejercicios posturales de reacondicionamiento de la espalda; así se puede eliminar la molestia, dijo el doctor Quispe, pero advirtió que si se persiste el mal uso, se va a generar mayor problema.