MLB The Show 22
'MLB The Show 22' salió a la venta el 1 de abril para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One y Xbox Series X/S, así como para Nintendo Switch. | Fuente: San Diego Studio

Mis conocimientos del béisbol son escasos, pero un giro en el más reciente episodio de Progamer TV ha hecho que caiga en mis manos el más reciente videojuego de la franquicia máxima del deporte: MLB The Show 22.

El título desarrollado por San Diego Studio, una de las filiales de PlayStation Studios, independientemente del contenido, pasará a la historia por un hecho más que anecdótico: será la primera entrega de la división de juegos de Sony (consolidada como tal) para Nintendo Switch. En 2021, hizo lo propio al llegar a Xbox y ahora podemos encontrarlo “gratis” para los suscriptores del Xbox Game Pass, el servicio que “compite” contra PlayStation Plus de la propia compañía.

En medio de las expectativas por parte del público amante de la franquicia, fue un gran momento para descubrir esta saga y, si es posible, encontrar similitudes, mejoras o debilidades contra otros videojuegos de deportes como el fútbol. ¿Será un recomendado del género?

Reseñado en una PS4

Gráficos y accesibilidad al tope

Lo que más me ha sorprendido sobre MLB The Show 22 es el nivel gráfico con el que trabaja.

Los jugadores, el grass del juego y los estadios lucen espectaculares e impecables. Este nivel de pulido está bien acompañado de cinemáticas precisas para grandes jugadas como Home Run o bateos extraordinarios. Me agradó ver rostros tan únicos y distintos en el campo, incluso con looks tan particulares que no pensaría ver en deportes como el fútbol y en simuladores como el FIFA o eFootball.

Asimismo, la iluminación de los campos, teniendo en cuenta que una gran parte de los recintos deportivos del béisbol mantienen un área de menor tamaño que el resto de tribunas, está bien reflejado e impacta al resultado gráfico final.

MLB The Show 22
Captura del videojuego en PS4. | Fuente: San Diego Studio

Quizás el camino a partir de ahora sea el de perfeccionar los rostros de los jugadores como tal y los gestos que puedan realizar ante ciertas jugadas, intentando pulir los movimientos robóticos y los errores que puedan surgir de ello.

Los aficionados también lucen bien y se muestran heterogéneos, sin llegar a ver a la misma persona en otra área del plano. Eso sí, se nota que su calidad es inferior al resto de apartados y, aunque durante el juego no se aprecie demasiado, sí lo hace cuando llegan las Fancam en los entretiempos.

MLB The Show 22
Los escenarios masivos. | Fuente: San Diego Studio

En el aspecto jugable, hay un punto que me ha ayudado a no abandonar el aprendizaje de un deporte que no conozco: la accesibilidad.

Al momento de iniciar el tutorial del juego, MLB The Show 22 brinda al jugador un abanico de opciones de cómo jugar en cada rol, permitiéndonos, entre otras cosas, poner en modo automático la movilidad de algunos de nuestros jugadores, mientras que otros pueden ser maniobrados propiamente por el usuario, como el pitch o el bateo.

Dichos controles me han facilitado la vida porque pude automatizar algunos conceptos que no manejaba muy bien (como correr por el diamante), mientras podía concentrarme en anotar. Pese a ello, para los jugadores veteranos habrá también sus alternativas para “elevar” la dificultad, logrando personalizarlos al máximo.

De igual modo, apoya mucho el saber y elegir la modalidad de lanzamiento que puede realizar, permitiéndonos hacer tiros con screwball, changeup, slider, curvas y más con los controles del mando.

No quiero que se me pase el aspecto sonoro en todos sentidos, incluyendo la música licenciada para los entretiempos y menús. Gran selección de canciones y gran ambiente sonoro de los encuentros.

MLB The Show 22
Tecnicismos y análisis dentro del juego. | Fuente: San Diego Studio

Diversidad de modos

Además de los modos de exhibición, el juego llega con un modo de carrera Road to the Show en donde podemos personalizar a nuestro personaje en medio de un editor con deficiencias y que pudo ser más dinámico.

No obstante, los partidos, diálogos y el progreso de nuestro jugador me han dejado satisfecho, alistando el camino para nuestro avatar digital a las grandes ligas.

Asimismo, existirá un modo de escenas memorables de la historia del deporte, donde podrás recrear grandes partidos y jugadas que hicieron del béisbol una tradición de generaciones.

No olvidar que existe el March to October y el modo GM para ser un entrenador de los equipos más populares de la MLB.

Donde sí el jugador experimentado podrá sacar provecho al juego es en los modos cooperativos y online.

El modo cooperativo es una de las principales novedades de 2022 y te permite formar equipos para competiciones 2v2 o 3v3 en plataformas con amigos o mediante partidas aleatorias. Lo que sí debes tener en cuenta que su apartado no es al que mayor énfasis le han dado, obviando algunos puntos necesarios como ligas o partidas competitivas.

Y en el modo online por excelencia, se encuentra el Diamond Dinasty para los amantes de crear plantillas competitivas y los sobres, tal como el modo FUT de FIFA o el MyTeam de NBA 2K. Comienzas con paquetes de cartas que presentan jugadores del pasado y del presente e intentas crear un equipo competitivo. A medida que juegas más partidas, ganas más paquetes de cartas y el objetivo es encontrar las cartas "diamante", que son los jugadores estrella.

En cuanto a microtransacciones, operan de forma similar al de otros juegos, no obligándote a realizar los pagos con tarjeta de crédito para obtener las cartas, pero sí poniéndote de requisito jugar bastante para tener las monedas virtuales con el cual suplir ese financiamiento. No siento una injusticia en la obtención de dichos fondos digitales, por lo que se nota equilibrado o inclinado hacia la habilidad más que hacia el dinero.

No es perfecto

Aunque fue buena la interacción de los narradores Jon "Boog" Sciambi y Chris Singleton, debo decir que se quedan un poco cortos en diálogos pasado cierto tiempo de juego, hecho que se siente en la experiencia debido a la “lentitud” del béisbol a comparación de otras actividades deportivas.

Otro punto a mejorar es que mantiene algunos interminables menús de carga, como el principal, por lo que pasaran varios segundos desde el arranque del juego hasta el poder seleccionar el modo que queramos disputar.

Finalmente, hay algunos glitchs y bugs que, aunque son minúsculos, aparecen de vez en cuando. El que más me tocó vivir fue ver a los entrenadores o jugadores en la banca atravesando mallas con su cuerpo.

¿Vale la pena MLB THe Show 22?

MLB The Show 22 es un gran punto de inicio para novatos en el béisbol, así como también para sus profesionales, siendo un título más que recomendado para invertir una gran cantidad de horas con los partidos de exhibición, modo carrera y los modos cooperativos y multijugador online. Eso sí, por lo visto en anteriores entregas, es un perfeccionamiento de los juegos de años atrás más que un cambio revolucionario en la franquicia, algo que debes tener en cuenta al momento de ir por él. De todas formas, tiene una base sólida y un apartado jugable exquisito que será suficiente para atender las necesidades del aficionado a este singular deporte.

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.