Xbox Series X
La consola y su vistazo por atrás y adelante. | Fuente: Xbox

Desde ya hace algunas semanas, Microsoft envió unidades de la Xbox Series X a medios internacionales para sus reseñas. El embargo ha terminado y tenemos ya distintas conclusiones sobre ella. 

En términos generales, muchas reseñas ponen a la Series X como una consola que continúa el camino de la Xbox One X en el sentido de la potencia: realmente mantiene un sistema que permite ejecutar de mejor manera los juegos que en otra plataforma.

Por supuesto, el Quick Resume, la ausencia de tiempos de carga, el Auto HDR, la configuración 4K con hasta 120hz y las mejoras, automáticas o vía optimización, del catálogo de juegos retrocompatibles, han enamorado a gran parte de ellos.

Asimismo, se resalta que Microsoft le da una mayor comodidad al usuario en su experiencia de juego: mejor accesibilidad a los juegos y hasta mayor almacenamiento para sus títulos en ella, así como un centro de entretenimiento para la multimedia.

Sin embargo, existen dos características cuestionables en ella. La primera es que la consola no tiene ningún juego exclusivo que aliente a los jugadores y, aunque existe la opción del Game Pass, el jugador que tenga una PC de gama media a más, puede obviarla.

En segundo sentido, más allá de mejorar la experiencia del jugador, jugar con ella se siente bien, pero nada sorprendente. Esta crítica va por el lado en el que no han arriesgado con alguna característica que pueda marcar asombro como tal en la comunidad.

En pocas palabras, el inicio de la Xbox Series X es muy bueno y alentador, pero un poco sobrio en cuanto a novedades.

The Verge

La nueva consola Xbox Series X de Microsoft está diseñada para marcar el comienzo de una nueva era de juegos. Cariñosamente lo llamamos la "próxima generación" cada vez que llega un gran salto en el hardware de la consola, que promete nuevos juegos y cosas que nunca antes habíamos visto. Sin duda, la Xbox Series X los entregará a tiempo, pero por ahora, los grandes juegos de lanzamiento, los nuevos gráficos llamativos y los juegos de próxima generación aún están en camino.+

Polygon

La Xbox Series X no es el hogar del universo de juegos de Microsoft; es solo uno de los muchos nodos, que se conecta hacia afuera a su teléfono, tableta, computadora o simplemente a una Xbox diferente (y más barata). No es el lugar para jugar videojuegos. Es un lugar para jugar videojuegos, no solo del futuro, sino también del presente y del pasado. Pero es aburrida.

Kotaku

La Xbox Series X no es un sistema tradicional de próxima generación. De hecho, desafía la idea de las generaciones de consolas tal como las conocemos. Continuando con el modelo que estableció con Xbox One X y One S, Microsoft está evolucionando Xbox One en lugar de reemplazarlo por completo.

¿Y por qué no? ¿Por qué comprometer a toda una generación de juegos a la eventual obsolescencia o bombardear a los nostálgicos con constantes reediciones pagadas (* tos Nintendo*)? ¿Por qué no continuar con el legado sin problemas y sin problemas? Nadie que compre una Xbox Series X se arrepentirá de dejar de lado o intercambiar su Xbox One. De hecho, sigue vivo en una forma más nueva y mucho más impresionante.

MeriStation

Xbox Series X es la demostración de todo lo que ha aprendido Microsoft durante la travesía con One y su complicado inicio. La consola se presenta como la más potente hasta la fecha, pero son sus funcionalidades las que nos trasladan a la nueva generación.

Sin embargo, hay cuentas pendientes encima de la mesa. Que con tantos estudios propios, algunos adquiridos hace ya más de dos años, salga sin un juego insignia es un lunar importante.

Xataka

En términos generales, y desde una perspectiva más de usuario, Xbox Series X es una continuación perfectamente coherente de Xbox One. Una amplificación de lo que le dio fuerza en su tramo final de vida, con el lanzamiento de One X y la afirmación de Game Pass como un posible modelo de dónde quería ir Microsoft en cuanto a su política para los juegos.

Nuestra primera aproximación a Xbox Series X ha sido notablemente positiva: tecnología puntera bien diseñada y aplicada, foco en los juegos, simplificación de lo superfluo, e incluso un diseño y aspecto que nos gusta. Un terreno en el que, para según qué tipo de jugadores, los exclusivos pasan a tener un interés no tan primordial.

Las nuevas consolas de la compañía, la Xbox Series X y la Series Ssaldrán al mercado el próximo 10 de noviembre.

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.