Gracias a:  

Dolor crónico está presente en 80 % de pacientes con cáncer

Más del 50 % de portadores de VIH y otras enfermedades no oncológicas también padecen dolor crónico.
En el momento del diagnóstico de una neoplasia, entre el 30 y 50 % de los pacientes presentan dolor. | Fuente: Getty Images

El 80 % de pacientes oncológicos, en fase avanzada, padece dolor crónico, por lo cual requieren de cuidados paliativos para aliviar los problemas físicos, psicosociales y espirituales, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS también señala que el tratamiento del dolor moderado a intenso causado por el cáncer, requiere obligatoriamente una mejora del acceso a la morfina por vía oral.

Otros estudios también señalan que en el momento del diagnóstico de una neoplasia, entre el 30 y 50 % de los pacientes presentan dolor, mientras que en las fases avanzadas de la enfermedad puede llegar al 80 %.

En los pacientes con cáncer avanzado, el 70 % de los dolores tienen su origen en la progresión de la propia neoplasia, mientras que el 30 % restante se relaciona con los tratamientos y patologías asociadas. En la mayoría de las ocasiones el dolor oncológico es crónico.

Más preocupantes son las cifras de las enfermedades crónicas no oncológicas: más del 50 % de los pacientes con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), enfermedades cardiovasculares, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia renal y secuelas quirúrgicas sufren dolor crónico, además del dolor agudo post-traumático y postquirúrgico.

Ante esta preocupante situación, instituciones como el Seguro Social de Salud ha realizado una serie de acciones, entre ellas, elaborar la directiva para el tratamiento del dolor. Esta iniciativa, forma parte de la cruzada de humanización de los servicios de salud, y tiene como objetivo brindar un manejo eficiente del dolor en el paciente, a través de la instauración de un diagnóstico y tratamiento oportuno de acuerdo a las características y condiciones clínicas.

Otra de las acciones desarrolladas por EsSalud es que el Programa de Atención Domiciliaria (PADOMI) sensibilice a los médicos para que puedan prescribir en recetas especiales, medicamentos como petidina, oxicodona, morfina, entre otros, a fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes.