Mal uso de medicamentos para la tos puede afectar a niños, según Minsa

Recomiendan que niños mayores de seis meses deben consumir más líquidos para ayudarlos a expectorar y los recién nacidos deben continuar con lactancia materna.
El uso inadecuado de expectorantes, antitusígenos y mucolíticos para la tos y resfrío, pueden empeorar la salud de los niños y por eso solo deben emplearse por estricta indicación de un médico, advirtió el Ministerio de Salud (Minsa).

Estos productos, que muchas veces se adquieren directamente en las farmacias, provocan efectos no deseados y gastos innecesarios, pues a veces se emplean para determinadas patologías que no necesariamente son el resfrío.

La Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) del Minsa advirtió que algunas presentaciones de expectorante o antitusígenos contienen componentes que los hacen potencialmente peligrosos poniendo en riesgo la salud y vida de los niños.

Los medicamentos antitusígenos (para el control de la tos) presentan efectos secundarios como la sedación, sueño, mareo y retienen las secreciones, y en algunos casos no es recomendable su uso, ya que la tos es un proceso fisiológico normal y necesario para expulsar las secreciones acumuladas en las vías respiratorias.

Los expectorantes, usados para expulsar las secreciones, pueden causar más intensidad de la  tos causando preocupación en la madre, también pueden causar irritación de la garganta y provocar vómitos.

Digemid señaló que muchas personas ven a los niños como adultos pequeños, y piensan que dar un medicamento puede no afectarles, pero ellos son más vulnerables y la administración de medicamentos siempre debe ser en función al peso del niño, por eso es imprescindible consultar con un médico.

La Dirección General de Salud de la Personas (DGSP) del Minsa aconsejó no usar antitusígenos ni expectorantes en niños y si presentan cuadros de tos, aumentar los líquidos a los niños mayores de seis meses, a fin de ayudarlos a fluidificar las secreciones y puedan expectorarlas. Mientras que lo mejor para los bebés es continuar con la lactancia materna exclusiva.

Finalmente, la DGSP recomendó que los responsables de los menores deberán:

-    Llevar a los niños a un control periódico de su crecimiento
-    Mantener el calendario de vacunas
-    Lavado de manos para evitar la transmisión de bacterias y virus
-    Fraccionar las raciones de comida cuando los niños estén resfriados
-    Evitar los antiinflamatorios porque pueden empeorar los cuadros de resfríos
-    Ventilar las habitaciones en horas de menos frío
-    Los adultos con resfrío deben evitar el contacto con los niños