Mitos y verdades sobre el aseo personal en invierno

La temporada de frío no puede hacer que se detengan tus hábitos de higiene, pero hay cuidados especiales que se deben considerar para cuidar que la piel se reseque.
El aseo personal requiere que tengamos algunas consideraciones si no queremos eliminar las bacterias benéficas de la piel.
El aseo personal requiere que tengamos algunas consideraciones si no queremos eliminar las bacterias benéficas de la piel. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

La temporada de invierno, de frío intenso, humedad y lluvias, hace que debamos tener cuidados especiales con nuestra piel, pues somos más propensos a sufrir resequedad, que conlleva a picazón intensa, enrojecimiento, descamaciones, inflamación y posibles lesiones.

El aseo personal requiere que tengamos algunas consideraciones si no queremos eliminar las bacterias benéficas de la piel, que necesitamos para combatir posibles infecciones.

La doctora Giuliana Nieto, dermatóloga de EsSalud, dio recomendaciones para quienes tienen el hábito de ducharse más de una vez al día.

“Lo que se sugiere es utilizar jabón en uno solo de los baños, porque el detergente de este jabón va a eliminar esta barrera cutánea y nuestra piel va a quedar indemne a los gérmenes o a cualquier tipo de inflamación que pudiera presentarse”, indicó a RPP Noticias.

El agua al ducharnos no debe ser muy caliente, porque eso favorece la resequedad de la piel. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

En cuanto a si es mejor bañarnos de día o de noche, lo importante es evitar los cambios bruscos de temperatura. La especialista aclaró cuál es la forma adecuada de tomar una ducha.

“El baño puede ser diario, pero debe ser corto, que no sea con agua muy caliente, que máximo dure 10 minutos en el caso de los adultos, y en el de los niños máximo 5 minutos, sobre todo si padecen de alergias o atopías”, señaló Nieto.

Y sobre el secado de la piel, la dermatóloga precisó que lo correcto es hacerlo con suaves toques. “Al frotar la piel también estamos dañando la barrera cutánea. Hay que cuidar mucho nuestra piel, sobre todo los niños y adultos mayores, que son los dos grupos etáreos que tienen la piel mucho más sensible”, anotó.

Finalmente, recordemos que la hidratación es sinónimo de salud, y eso lo podemos conseguir utilizando cremas 2 a 3 veces al día y bebiendo agua con regularidad. El bloqueador solar también es un aliado, pues la radiación está presente tanto en verano como en invierno.

¿A qué partes del cuerpo debemos poner mayor énfasis al asearnos?

La doctora Giuliana Nieto, dermatóloga de EsSalud, explica qué partes del cuerpo requieren más higiene.
La doctora Giuliana Nieto, dermatóloga de EsSalud, explica qué partes del cuerpo requieren más higiene. | Fuente: RPP | Fotógrafo: RPP