|

Salud mental: Un problema por resolver en el Perú

Por Kathia Olórtegui Prado, psicóloga. Es fundamental tener en cuenta que todos debemos auto cuidarnos, velar por nuestro bienestar emocional y mental.

Es fundamental tener en cuenta que todos debemos auto cuidarnos, velar por nuestro bienestar emocional y mental. | Fuente: Freepik

Por Kathia Olórtegui Prado, docente de la carrera de Psicología de la Universidad Privada del Norte (UPN) y Socia fundadora de la Sociedad Peruana de Suicidologia.

La Organización Mundial de Salud (OMS) reconoce la importancia de la salud mental como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente como la ausencia de afecciones o enfermedades.

Si hablamos de salud mental en el Perú, probablemente no tengamos muchas referencias al respecto debido a que no le brindamos la importancia que merece y necesita. El bienestar emocional de las personas cobró más relevancia durante la pandemia. El aislamiento social y la enfermedad en sí trajeron una serie repercusiones negativas a sus vidas.

En ese sentido, los resultados preliminares de un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Mental (INSM) revelaron que el 52.2 % de la población de Lima Metropolitana sufre de estrés (desde moderado a severo), causado principalmente por problemas de salud, económicos o familares, como consecuencia de la Covid-19.

Durante estos años, el mundo atravesó situaciones muy difíciles y dramáticas cuyas consecuencias se reflejaron en el deterioro de la salud mental de las personas. El largo encierro en las casas y el temor al contagio causaron ansiedad y estrés. Y, no solo eso, también fuimos testigos del dolor generado por las pérdidas humanas que devastó a muchas personas.

¿Qué sucede si en algún momento de nuestra vida nos sentimos abatidos por diversos problemas de índole familiar, personal o de pareja, sin saber qué hacer?, generalmente nada. Dejamos que “todo pase”. Estamos seguros que en algún momento esta sensación desaparecerá, sin detenernos a pensar en cómo remediarlo. No pensamos en las diversas estrategias que podemos considerar en estos casos. Ni consideramos la opción de consultar con un psicólogo. La idea de sacar una cita con él, nos parece irrelevante.

Lamentablemente, en nuestro país la salud mental no tiene la importancia que se le da, como en países europeos. En estos lugares, cada hospital cuenta con profesionales de psicología en el área de emergencia como parte de un equipo multidisciplinario, en guardia día y noche, que atiende al personal médico que brinda soporte emocional a los pacientes y sus familiares.

Frente a esta situación, es fundamental tener en cuenta que todos debemos auto cuidarnos, velar por nuestro bienestar emocional y mental. Así como, acudir a un profesional que nos oriente cuando lo necesitemos y, sobre todo, que nos acompañe en el proceso de recuperación.

Lograr el bienestar mental de la población es el fin al que aspira el ejercicio profesional de los psicólogos. Por ello, cada 30 de abril se celebra el Día del Psicólogo, fecha en la cual se reconoce su labor, entrega y esfuerzo para contribuir a preservar la salud mental de las personas en el Perú.

NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

¿Qué medidas se tomaron desde la aparición de los primeros casos de la viruela del mono?


La viruela símica es una zoonosis vírica (enfermedad provocada por virus transmitido de los animales a las personas) que produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos graves. Con la erradicación de la viruela en 1980 y el posterior cese de la vacunación contra la viruela, la viruela símica se ha convertido en el ortopoxvirus más importante para la salud pública, señala la Organización Mundial de la salud. Esta mañana el doctor Elmer Huerta nos explica qué se hizo para controlar la expasión de la viruela del mono desde su aparición.