|

Tres señales de alerta durante la menstruación

Por: Dra. Mirtha Terrones Cóndor, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria e integrante del Staff Médico del Centro Clínico Sanna La Molina. La menstruación es un período fisiológico normal de la mujer, que se presenta cada mes.

Debido a esto, todavía existen dudas al respecto de la menstruación, razón por la cual muchas mujeres no se percatan de que ciertas características que presenta su ciclo menstrual no son normales. | Fuente: Freepik.com | Fotógrafo: InaPlavans

Dra. Mirtha Terrones Cóndor, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria con estudios de Maestría en Salud Pública por la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Integrante del Staff Médico del Centro Clínico Sanna La Molina.

La menstruación es un período fisiológico normal de la mujer, que se presenta cada mes. Sin embargo, antiguamente era un tabú hablar sobre el tema y era considerada hasta una enfermedad que incapacitaba a las mujeres.

Debido a esto, todavía existen dudas al respecto de la menstruación, razón por la cual muchas mujeres no se percatan de que ciertas características que presenta su ciclo menstrual no son normales.

Para poder orientarlas al respecto, pongamos atención en estas tres señales de alerta:

1. Sangrado menstrual abundante

Se considera sangrado abundante si se supera el uso de uno o más apósitos o tampones cada una o dos horas, si hay coágulos de sangre que son más grandes de 2 cm y/o si el sangrado perdura por más de ocho días.

En caso de presentar alguno de estos síntomas - o todos - es importante acudir al ginecólogo, ya que esto podría acarrear una pérdida anormal de hierro y hemoglobina baja (anemia) con o sin deficiencia de hierro.

Es importante tener en cuenta que los ciclos menstruales van variando con el tiempo. Por ejemplo, algunas mujeres tienen períodos abundantes durante la perimenopausia, es decir, la transición hacia la menopausia, o presentan amenorrea (falta de periodo menstrual) durante los primeros meses de haber iniciado con su periodo.

2. Irregularidad en la presentación

El ciclo menstrual típico dura 28 días; sin embargo, cada mujer es diferente y es posible que, la duración varíe de mes a mes. Los períodos menstruales se consideran regulares si generalmente vienen cada 24 a 38 días. Esto quiere decir que el tiempo transcurrido desde el primer día de tu último período menstrual hasta el comienzo de tu próximo período es de al menos 24 días pero no más de 38.

El período menstrual de algunas mujeres es tan regular que pueden predecir el día y la hora en que su período menstrual comenzará. Otras mujeres son regulares pero solo pueden predecir el comienzo de su período menstrual unos días antes.

Por el contrario, un ciclo menstrual irregular se da cuando se presenta antes de cumplir 24 días calendario o si el ciclo demora en presentarse más de 38 días.

Si el ciclo es irregular, es importante acudir al ginecólogo, ya que la irregularidad menstrual no atendida puede estar asociada a otros problemas de salud reproductiva y hasta a problemas para concebir.

3. Síntomas incapacitantes

Dentro de ellos los más frecuentes son:

● Dolor pélvico, generalmente tipo cólico.

● Dolor de cabeza.

● Náuseas, vómitos.

● Presión baja con o sin escalofríos.

Estos síntomas, solos o en conjunto, se pueden presentar de forma moderada a severa y requieren generalmente uso de analgésicos antiinflamatorios. Suelen causar limitaciones para poder estudiar, trabajar y/o realizar las labores cotidianas. Si bien el uso de analgésicos puede ser recomendado por los especialistas, el dolor intenso y/o recurrente es un indicador de que algo no anda bien, por lo que lo recomendable es acudir a una consulta con el o la experta para que pueda hacer una revisión adecuada. Es importante saber que, al usar con frecuencia los medicamentos para aliviar estos síntomas, nos exponemos a presentar efectos secundarios por el uso de los mismos, por ejemplo daño a nivel del sistema digestivo (gastritis, úlceras), renal (insuficiencia renal), entre otros.

Consideremos estas 3 características como un factor importante para acudir a nuestro médico de cabecera o ginecólogo de confianza. Ellos realizarán una evaluación integral para poder hallar la causa de estas anormalidades en la menstruación y poder solucionar tanto las molestias como prever las posibles complicaciones que se puedan presentar por no atender estos síntomas a tiempo Recordemos que El período menstrual nos acompaña, en promedio, la mitad de nuestra vida y debemos afrontarlo de la manera más natural y cómoda posible.

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, representantes o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.