Cáncer a la sangre: estas son las neoplasias sanguíneas más comunes

A diferencia de los tumores, los linfomas, leucemias y mielomas múltiples atacan las células de la sangre de manera distinta. En esta nota te explicamos cómo actúan los tipos más comunes.

En la gráfica 3D se observa una célula cancerígena de la leucemia en el torrente sanguíneo humano. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Dr_Microbe

Cuando se habla de cáncer uno suele imaginarse un tumor que crece dentro de órganos humanos como los pulmones o el estómago. Sin embargo, existe un grupo de neoplasias que afectan a la sangre.

¿Cómo este tipo de cáncer se reproduce dentro del cuerpo humano? RPP Noticias se comunicó con presidente de la Sociedad de Oncología Médica Peruana, el oncólogo Luis Augusto Casanova, quien señala que, en principio, un cáncer a la sangre es una enfermedad neoplásica que afecta a las células sanguíneas.

Cuando hablamos de células de la sangre nos referimos a los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y plaquetas, dice Casanova.

Así como en la última etapa de un cáncer está la metástasis, que es la etapa en que las células cancerígenas invaden otros órganos, con las neoplasias hemáticas su último estado se denomina infiltración. “Las células cancerígenas hemáticas nacen en la médula ósea y se esparcen por todo el organismo humano”, aclara el oncólogo.

Las leucemias son uno de los tipos de cáncer a la sangre más comunes en el mundo. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: KatarzynaBialasiewicz

LOS TIPOS MÁS COMUNES

Si el cáncer afecta a los glóbulos blancos es más seguro que estemos frente a un linfoma, que tiene un promedio de 80 variantes. Uno de ellos es el Linfoma de Hodgkin, que en el Perú se ha registrado más de 300 veces en lo que va del 2018. Dicho linfoma afecta el sistema linfático, en su mayoría, de los jóvenes entre los 15 a 19 años.

Otro tipo de cáncer sanguíneo son las leucemias, las cuales nacen de las células madre. “Cuando las células hematológicas tienen alguna alteración genética y se vuelven neoplasias, se infiltran en la médula espinal y se convierten en leucemia”, explica Casanova.

El tercer tipo de cáncer hemático más común es el mieloma múltiple. Una enfermedad que nace en células plasmáticas y que las produce en exceso. Cuando estas células abundan restan espacio a las células sanguíneas comunes y tiene efectos en el organismo humano como la insuficiencia renal o anemia.

Esta neoplasia es el segundo tipo de cáncer sanguíneo más común en el mundo, según el último informe del Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud.