Caso Yola Polastry: Un aneurisma puede tratarse si se detecta a tiempo

La noticia sobre la operación a causa de un aneurisma cerebral de la conocida animadora infantil Yola Polastry nos lleva a contestar sobre el origen de esta patología y sus síntomas. 

El origen de un aneurisma puede ser congénito o aparecer con el transcurrir de los años.
El origen de un aneurisma puede ser congénito o aparecer con el transcurrir de los años. | Fuente: RPP Noticias

“Tengo una bomba de tiempo en mi cabeza”, así describió Yola Polastry el aneurisma que le fue detectado, una condición médica que la llevará a una embolización, una intervención quirúrgica que lo “desactivará”.

Pero, ¿qué es un aneurisma? Es una dilatación de una arteria y se puede localizar, frecuentemente, en la aorta abdominal, infrarrenal, aorta toráxica, femorales y de las piernas. Es una patología asintomática principalmente cuando se ubica a nivel del abdomen.

“Normalmente los que son más desastrosos los que se ubican en el cerebro, principalmente cuando se revientan y la sangre sale de las arterias. Se originan dolores de cabeza intensos, pérdidas, náuseas, pérdida de visión y rigidez”, comenta el neurólogo de la Clínica Internacional, Fernando Lizarraga.

Con el avance de la ciencia, los aneurismas que son detectados a tiempo tienen tratamiento y cura.

ORIGEN

El origen de un aneurisma puede ser congénito o aparecer con el transcurrir de los años. “Un gran porcentaje son hereditarios, estos no se pueden prevenir. Otros se deben a alguna patología que debilita las paredes de venas y arterias a causa de factores de riesgo como tabaquismo, mala alimentación, diabetes e hipertensión”, explica a RPP Noticias el especialista.

Los adultos jóvenes con aneurismas hereditarios son los más afectados. “Los adultos mayores de 65 años deben hacerse un chequeo preventivo para descarte de esta condición. Para las personas que no tienen síntomas pueden recurrir a pruebas de screening después de un chequeo neurológico”, afirma.

 

Con el avance de la ciencia, los aneurismas que son detectados a tiempo tienen tratamiento y cura. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: wildpixel

SÍNTOMAS

Los aneurismas casi nunca presentan síntomas y solo pueden ser detectados- casi de casualidad- cuando se realiza una resonancia magnética o una tomografía computarizada por otras condiciones.

Un intenso dolor de cabeza puede ser uno de los primeros síntomas más comunes. La intensa cefalea puede ser previo a la ruptura del aneurisma por lo que debe tomarse como un aviso para acudir inmediatamente al médico.

Dependiendo de la ubicación del aneurisma los síntomas pueden ser: problemas de visión, pérdida de la visión, dolor en el ojo o cuello, rigidez muscular, zumbido en los oídos.

Entre los síntomas de la ruptura de un aneurisma destacan confusión, somnolencia, naúseas, vómitos, debilidad muscular, dificultad de movimiento, falta de sensibilidad, problemas para hablar, cambios en la visión, etc.