Coronavirus en Perú: El acceso universal, voluntario y gratuito de la vacuna, un reto para el país

Durante su participación en CADE 2021, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti comentó sobre el reto de la vacunación para hacer frente a la crisis sanitaria de la COVID-19.

Para Mazzetti, la distribución de la vacuna tiene que tener características de equidad. | Fuente: AFP

La compra de las primeras dosis de la vacuna contra la COVID-19 elaborada por Sinopharm, por parte del Perú ha puesto a la luz nuevos retos a los que se debe enfrentar el sistema de salud para la inmunización de los peruanos.

Durante el evento CADE 2021, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, comentó que una de las características de la vacuna contra la COVID-19 es que sea accesible y equitativa a todos.

Es una vacuna de todas y para todos. Tratando de resaltar el componente de solidaridad, tan importante, que debe estar en nuestro país”, comenzó Mazzetti en su presentación.

De acuerdo a lo que comentó la ministra, en mayo de 2020 se realizó una  reunión de líderes mundiales para tratar de obtener la universalización de la vacuna “y que pudiéramos todos tener una vacuna que sea válida para todos los ciudadanos, que la producción sea resguardada, que no haya de por medio patentes y que su distribución y aplicación sea gratuita”.

“En ese sentido, ese deseo de los líderes no se ha plasmado del todo, pero creo que todos nosotros tenemos que tener muy en cuenta que el deseo de todos es tener una vacuna universal, de aplicación enteramente voluntaria y gratuita para todos”, mencionó.

Para Mazzetti, la distribución de la vacuna tiene que tener características de equidad.  Además, agregó que el Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19 no es una estructura estática, sino que va a tener, en el momento en que se tengan las vacunas, elementos adaptados a cada vacuna.

Su cadena de frío, la forma de distribución, los recursos humanos que se tengan disponibles. Y, por supuesto, recordando conceptos importantes en el proceso de vacunación: qué hacemos con la gran cantidad de residuos sólidos para no contaminar a la población, la vigilancia de todos los eventos de la vacunación, la vigilancia del fármaco mismo y, por último, lo que ya ha sido mencionado: la gran trascendencia de los sistemas de información”, sostuvo.

PRIMER LOTE DE VACUNAS

La ministra Mazzetti presentó también el flujo de trabajo que se realizará con el primer lote de dosis que llegarían al país en este mes. De acuerdo con la información que brindó, la vacuna llegará al país vía aérea y tomará aproximadamente 5 días.

En ese primer momento vamos a tener un millón de dosis de vacunas a temperaturas entre 2ºC y 8ºC, la temperatura en la que solemos guardar (las vacunas). Se vacunará en la primera fase al personal de salud y los aliados de la salud (Minsa, EsSalud, Ejército, Marina, FAP, PNP, privados)”, agregó.

La titular de salud mencionó que la distribución de las dosis del primer lote estará a cargo de CENARES (Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud) y que se tomarán diferentes rutas. “Esto nos podría tomar entre 2 y 5 días, para repartir hasta los lugares más lejanos de nuestra patria, de tal manera que lleguemos específicamente a los centros de vacunación”, afirmó.

En el caso del personal de salud, estos se vacunarán en la IPRESS donde labora y es el personal que tiene experiencia en estas instituciones los que realizarán la vacunación. Según el gráfico mostrado, el ratio de productividad es de 90 personas por vacunador en un turno de 6 horas.

El almacén nacional, informó la ministra, tiene disponibilidad para albergar 12 millones de dosis de vacunas “y se planea aumentar a 20 millones más de dosis”.

“Vamos a tener la opción del registro porque la trazabilidad es importante. Cada módulo de registro de puntos de vacunación, nos permite hacer el seguimiento al paciente y no solo el seguimiento de la vacuna, sino también de los insumos. Nuestro vacunados va a tener su aplicativo móvil o en medio físico, de tal manera que se va a incluir en el aplicativo móvil. Se va a registrar al paciente con su DNI y también la vacuna, con el número de lote, dosis, fecha, hora y vacunador, para hacer una adecuada trazabilidad”, menciona.

En el caso de los ciudadanos podrán conocer el punto de vacunación a través de un módulo web y en el aplicativo móvil tendrán disponible el carnet de vacunación.

Como parte del apoyo del sector privado, a partir del grupo de trabajo “Apoyo a la implementación del proceso de vacunación contra la COVID-19, estará enfocado en ejes como transporte, almacenamiento complementario, sistemas de información integrados, investigación social y voluntarios.

La ministra Mazzetti resaltó que “la vacunación es la mejor estrategia costo-efectiva para reducir y desparecer enfermedades”, como en el caso de la viruela. Además de que el trabajo se da “en un proceso dinámico y en condiciones de incertidumbre”.

“El Ministerio de Salud es responsable de suministrar la vacuna de emergencia a toda la población objetivo de manera gratuita y garantizar los requisitos de calidad, seguridad y eficacia, asegurando el acceso equitativo a los peruanos y peruanas. Ese es nuestro compromiso”, dijo.

SECTOR PRIVADO

Mazzetti comentó que el ingreso de las vacunas al país se da, como única forma por parte de nuestro marco normativo, es por medio de un registro. 

“(La vacuna) no es cualquier producto, es una vacuna que está en evolución en un contexto de emergencia, que se ha fabricado y se está fabricando en cuestión de meses, cuando las vacunas pueden demorar 2, 5 y 10 años y se está aprobando en el contexto de una situación de emergencia. Es una vacuna de emergencia y no sabemos todavía toda la información que tiene esta vacuna detrás. Por ejemplo, no sabemos si vamos a requerir una vacunación al año y punto, una vacunación cada año, a lo largo de muchísimos años o una cada 10 años. No tenemos toda la Información al año”, añadió.

Mazzetti resalta que “en este momento, las entidades privadas, los laboratorios privados que ya tengan aprobación de sus vacunas pueden interactuar con el Gobierno, como sucede ahora, para la adquisición de la vacuna”.

“Todos tenemos que saber que nuestra situación puede cambiar en cualquier momento. Dicho en esta época que hemos tenido de baja transmisión, efectivamente ya estamos cambiando, ya el sistema de salud está recibiendo más pacientes. Estamos viendo que ya estamos pasando de un rebrote a un momento en el que la cantidad de casos está aumentando mucho más rápido, estamos en una segunda ola”, sostuvo.

Por su parte, Carlos Neuhaus, secretario técnico del Grupo de Trabajo de Apoyo a la Implementación del proceso de vacunación contra la COVID-19, menciona que los principales retos a los que se enfrenta el país para la adquisición de la vacuna.

“Los principales retos son los de nuestra ancestral tradición de tratar de reglamentar ‘hasta la forma de caminar’. Esta es una gran oportunidad para identificar trabas que hacen que no podamos caminar más rápido. […] Creo que un logro importante es contar con el acompañamiento de la Contraloría  para que de la mano se vaya avanzando y tratar de ‘no estrellarnos’”, mencionó.