|

COVID-19: ¿La desinfección de superficies nos protege del contagio o nos da una falsa sensación de seguridad?

Desde el inicio de la pandemia de la COVID-19, en algunos países se implementaron medidas como la desinfección de superficies de manera constante y las fumigaciones en los espacios para evitar el contagio. Pero, ¿son de utilidad frente al nuevo coronavirus o nos otorgan una falsa sensación de seguridad? 

El doctor Martín Oyanguren, infectólogo de la Clínica Internacional, resalta que de acuerdo con información actual, “la principal forma de transmisión del coronavirus es mediante la producción de aerosoles”. | Fuente: Freepik

Durante el 2020, en diversos distritos del Perú se vieron acciones de fumigación en las calles para, de acuerdo a los gobiernos locales, prevenir el contagio de la COVID-19. Sin embargo, ¿estas medidas tienen base científica que confirma su funcionamiento?

Tanto el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos concuerdan en que no se cree que la propagación a través del contacto con superficies contaminadas sea una forma común de propagación de la COVID-19, como sí lo es a través de aerosoles en espacios cerrados y poco ventilados.

En la misma línea, la revista Nature resaltaba en su editorial de febrero de 2021 que “las pruebas ahora son claras” y que el nuevo coronavirus se transmite “predominantemente” por medio del aire, contacto persona- persona ya que al hablar, cantar, gritar y toser se emiten partículas llamadas aerosoles, que pueden permanecer suspendidas en el aire de lugares cerrados y sin ventilación.

Hasta el momento, las medidas que sí han probado su eficacia en la prevención de la COVID-19 son el uso correcto de mascarillas (ahora se habla del uso de doble mascarillas por el ingreso de variantes de SARS CoV-2), el lavado correcto y constante de manos con agua y jabón por al menos 20 segundos, el uso de alcohol en gel para desinfección si no se tiene acceso a agua y jabón para el lavado de manos, la distancia social entre persona y persona -lo que incluye no permanecer en lugares con aglomeraciones- y la ventilación de espacios cerrados, como cuarto pilar de la prevención.

El doctor Martín Oyanguren, infectólogo de la Clínica Internacional, resalta que de acuerdo con información actual, “la principal forma de transmisión del coronavirus es mediante la producción de aerosoles”.

“La desinfección de superficies, así como rociar alcohol sobre los billetes o las asas de las bolsas de plástico, la aspersión del mismo sobre la ropa, en la planta de los zapatos, son medidas que nos dan la falsa sensación de protección. Por el contrario, el usar la mascarilla en forma correcta, en este caso doble mascarilla, mantener la distancia social, evitar ambientes cerrados y con muchas personas son las medidas prácticas sencillas y eficientes para evitar la transmisión del coronavirus”, mencionó.

Por su parte, el epidemiólogo Jorge Samamé, especialista del Instituto Carrión, comenta:  “Se ha visto que en los hogares, generalmente, utilizan productos bastante tóxicos como lejía, alcohol de 96 y otros productos con los que nosotros creemos que estamos desinfectando. La CDC sacó un comunicado hace dos semanas que dice que en las infecciones a través las superficies no es como se dice: existe una concentración de virus bajísima, por lo que se recomienda usar agua, jabón o detergente para desinfectar las superficies. Ya no estemos usando lejía u otros productos tóxicos que de repente nos puede hacer daño al organismo y por tratar de evitar la COVID-19 nos estamos intoxicado”, sostiene.

El especialista comenta que la desinfección de superficies siempre es buena. “Evitar que tengamos un contacto directo con las superficies si es importante, pero no con sustancias muy tóxicas que puedan hacer daño al organismo”.

“Si algo no se puede desinfectar simplemente ponerlo de forma externa a su hogar, en el patio o en la lavandería, y dejarlo ahí como mínimo 3 horas o hasta el día siguiente, si es que no lo van a usar. Es recomendable que durante el día tengamos una ventilación segura en los hogares: mantener las ventanas abiertas, si es posible las puertas, no usar ventiladores. Recuerden mantener siempre el cubrebocas sí reciben algún producto en casa y luego de recibir los productos deben lavarse bien las manos”, sostiene.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.


NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

La OMS evalúa el nivel de eficacia de la vacuna china de Sinopharm. Según el reporte del laboratorio, su nivel de eficacia para evitar la hospitalización y, en general, para no enferemarse, es de 78.7% Respecto a la efectividad, es decir el resultado tras el estudio en la vida real, es para mayores de 60 años de 91% y en menores de 60 años, de 90%. La vacuna de Sinopharm es muy segura.