El contaminante número uno de los océanos son las colillas de cigarrillos, según Ocean Conservancy

Desde 1986 se han acumulado más de 60 millones de colillas de cigarrillos en los océanos del mundo, en los que se encuentran residuos de arsénico, plomo y nicotina.

Colillas de cigarrillos encontrado en el mar. | Fuente: Ocean Conservancy | Fotógrafo: Thomas Jones

Un reciente reporte de la ONG internacional Ocean Conservancy reveló que los plásticos no son los primeros contaminantes de los océanos del mundo, sino las colillas de cigarrillos. Luego de un análisis de los elementos contaminados en los mares en un lapso de 32 años, se hallaron más de 60 millones de colillas de cigarrillos.

Dichas colillas, según la investigación, contienen restos de elementos químicos nocivos para la salud humana, entre los que encontramos el arsénico, el plomo y la nicotina.

RPP Noticias se comunicó con el químico farmacéutico Juan Carlos Salgado quien nos señaló que el daño que pueden originar en el ser humano estas sustancias se debe por la exposición a estas de manera continua y prolongada.

Los cigarrillos contienen elementos que pueden afectar el sistema nervioso central humano. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: mariusFM77

El arsénico, que es un metal pesado, puede originar ciertos impactos dañinos por su bioacumulación gradual en el organismo. “Si la exposición es crónica puede producir disfunción renal y hepática.  En el sistema nervioso central puede originar ataxia (falta de control muscular que impide comunicarse), problemas en el equilibrio, ceguera y aturdimiento”, señala Salgado.

Otro metal pesado, como el plomo bajo una exposición crónica, puede originar saturnismo en la persona. Este es un tipo de intoxicación que produce en los niños el retraso en el desarrollo, dificultades de aprendizaje, convulsiones, pereza y fatiga, entre otros males. En los adultos puede producir presión arterial alta, dolor de cabeza, problemas de concentración y dolor articular y muscular.

La nicotina produce un efecto algo más reducido, en el sentido que es un alcaloide que es más asimilado por el organismo. Sin embargo, puede afectar el organismo con el desarrollo de una carcinogénesis, es decir, un principio de cáncer en los alveolos pulmonares.