Poliomielitis: recomendaciones para mantener erradicada la polio

En el margen del Día Mundial de la lucha contra la Poliomielitis que se celebra este 24 de octubre, conoce cómo podemos evitar la polio o poliomielitis.

Cada 24 de octubre se celebra el Día Mundial de la lucha contra la Poliomielitis. | Fuente: EFE

En los últimos meses, el Perú ha sufrido un retraso en el calendario de inmunizaciones debido al contexto de la COVID-19, pandemia que ha provocado que al menos el 50% de los niños haya dejado de recibir la vacuna contra la polio.

El pediatra neonatólogo y exdecano del Colegio Médico de Lima, Raúl Urquizo, explica que la polio o poliomielitis es una enfermedad viral contagiosa que puede llegar a provocar parálisis, dificultad para respirar y, en algunos casos, la muerte. “La población de mayor riesgo de infección ante esta patología son los niños menores de cinco años”, agrega.

El especialista recuerda que el último caso de polio en Perú y América Latina fue en agosto de 1991, en el distrito de Pichanaqui, ubicado en la selva central del departamento de Junín.

Asimismo, el médico pediatra indica que en 1994 la Organización Panamericana de la Salud (OPS) declara libre de polio a toda la región de las Américas. Sin embargo, hace énfasis en la importancia de mantenerse alerta, a fin de evitar el rebrote de esta enfermedad altamente contagiosa.

La vacuna inactivada contra la poliomielitis (IPV) brinda inmunidad contra todos los tipos de poliovirus. | Fuente: AFP

RECOMENDACIONES

En esa línea, Urquizo brinda las siguientes recomendaciones para mantener la enfermedad erradicada, tanto en Perú como en la región:

  • No bajar la guardia: Anteriormente se registraban más de 350,000 casos de polio en el mundo. Sin embargo, a raíz del programa de vacunación masiva establecido por la Organización Mundial de la Salud, la incidencia se redujo en más de un 99% contagiosa. Por este motivo, es muy importante mantener las jornadas de vacunación y asegurarse de llegar a todos los rincones del país. Asimismo, estar al día con el calendario de inmunización de los más pequeños.

  • Estar atento a los síntomas: Los más comunes son fiebre, dolor de garganta y de cabeza, vómitos, fatiga, dolor o rigidez en la espalda, el cuello y las extremidades, y debilidad o sensibilidad muscular. Ante la aparición de estos síntomas, se recomienda visitar al especialista.

  • Viajar de forma segura e informada: En caso de viajes al exterior del país, se sugiere estar al tanto de la información epidemiológica del lugar del destino y de la evolución de las diferentes enfermedades.

  • Optar por opciones innovadoras: La vacuna inactivada contra la poliomielitis (IPV) brinda inmunidad contra todos los tipos de poliovirus. Asimismo, las vacunas intramusculares en la presentación hexavalente son seguras, eficaces y tienen menos complicaciones.

Es importante recordar, según Urquizo, que la polio no tiene cura ni tratamiento. Por lo que la única salvación es una prevención adecuada a través de las vacunas a tiempo, lo que permitirá una protección de por vida. Asimismo, el especialista señala que es necesario que las familias procuren inmunizar a sus hijos, a pesar de que no se vean casos en algunas regiones, como medida de prevención.