Poliomielitis: Países de Latinoamérica hacen cambios en su esquema de vacunación contra la polio

La decisión está alineada con la Estrategia Mundial para la Erradicación de la Polio 2019-2023. Perú presentó su último caso de polio en 1991 en el país y sigue avanzando en el cambio paulatino de la vacuna OPV por la IPV.

La decisión está alineada con la Estrategia Mundial para la Erradicación de la Polio 2019-2023. Perú presentó su último caso de polio en 1991 en el país y sigue avanzando en el cambio paulatino de la vacuna OPV por la IPV. | Fuente: EFE

En medio de la crisis sanitaria por el COVID-19 y continuando la lucha por la erradicación total de la poliomielitis, Argentina anunció recientemente cambios en sus esquemas de vacunación contra esta patología altamente infecciosa, que ataca principalmente a niños menores de 5 años. En ese sentido, a partir del 01 de junio, se utiliza únicamente la vacuna inactivada inyectable (IPV) y, en consecuencia, se deja de usar la opción oral (OPV).

El Ministerio de Salud de Argentina explica que la inmunización con la vacuna IPV es clave para la fase final de erradicación de la poliomielitis. Además, esta decisión está alineada con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Estrategia Mundial para la Erradicación de la Polio 2019-2023, la cual plantea la introducción progresiva de IPV y la eliminación de OPV de los esquemas nacionales.

De acuerdo con el doctor Raúl Urquizo, ex decano del Colegio Médico de Lima, si bien Perú se encuentra libre de polio desde hace casi 30 años, sigue avanzando en el cambio paulatino de la vacuna OPV por la IPV, la cual previene de diferentes reacciones adversas.

La OMS ha alertado en reiteradas oportunidades que el virus sigue presente en Afganistán, Nigeria y Pakistán y, a menos que se logren avances sostenibles en un plazo de diez años, podría llegar a registrarse un rebrote de hasta 200 mil casos anuales en todo el mundo”, agrega.

El especialista también explica que, hoy en día, está disponible en el país una vacuna que inmuniza ante contra seis diferentes patologías, entre ellas la polio. “La vacuna hexavalente ofrece protección ante difteria, tétanos, tos ferina, hepatitis B, poliomielitis y Haemophilus influenzae tipo B. Por ejemplo, en Chile ya se está implementando esta vacuna en el calendario de inmunizaciones con resultados óptimos. Por este motivo, y en la búsqueda por disminuir la carga en los sistemas de salud ya saturados por el COVID-19, se recomienda concientizar a la población sobre la importancia de la vacunación”, indica.

Sobre la polio

La poliomelitis es una enfermedad incurable y contagiosa causada por el poliovirus, que se transmite de persona a persona por vía fecal-oral o, con menos frecuencia, a través del agua o los alimentos contaminados. Los principales síntomas de esta patología son fiebre, cansancio, cefalea, vómitos, rigidez del cuello y dolores en los miembros.