|

¿Puede ser la COVID-19 detectada por el olor?

El doctor Elmer Huerta aclaró esta interrogante, luego de que la FDA aprobara una nueva máquina de cromatografía con una alta sensibilidad a los olores.

El estudio científico realizado por la FDA fue aplicado en 2500 personas. | Fuente: Flickr | Fotógrafo: unknown

Esta mañana, en RPP Noticias, el médico Elmer Huerta habló sobre los olores y su relación con la detección de enfermedades, en particular de la COVID-19. De acuerdo con el especialista, los seres humanos eliminamos una enorme cantidad de sustancias químicas llamadas compuestos volátiles orgánicos, que secretamos a través de la respiración, el aliento, sudor, orina, heces y bilis.

“Son sustancias químicas características dependiendo de tu edad, de tu sexo, de tu estado de salud. Cuando una persona está enferma puede eliminar estos compuestos volátiles orgánicos y pueden ser detectados por aparatos olfatorios de personas muy sensibles, como animales o por máquinas de cromatografía”, indicó.

Es así que la Federación Médica de Estados Unidos ha aprobado la primera máquina que puede diagnosticar la COVID-19 a través del aliento.

“Las personas piensan que si las personas soplan en un tubo la máquina diagnostica el virus pero no es exactamente así, la máquina lo que detecta son esos compuestos volátiles orgánicos que son característicos de la enfermedad llamada COVID-19. Ha sido probada en un estudio clínico con más de 2500 personas. Tiene 92% de capacidad de identificar, es muy sensible y muy específica”, explicó Huerta.

Además, señaló que ciertas enfermedades pueden ser identificadas, a través del olfato, por algunos animales, como es el caso de los perros.

NUESTROS PODCAST

Filadelfia se convirtió en la primera ciudad de Estados Unidos en restablecer uso de máscaras en interiores a medida que aumentan los casos - Espacio Vital

El doctor Elmer Huerta explicó por qué en Filadelfia se estableció nuevamente el uso de la mascarilla después de que una gran cantidad de ciudades y estados eliminaron las restricciones cuando los casos COVID-19 comenzaron a disminuir en enero.