¿Qué podemos esperar de la pandemia de la COVID-19 en el 2021?

En 12 meses se han reportado más de 77 millones de casos confirmados de la infección del nuevo coronavirus en el mundo. ¿Cómo evolucionará la pandemia en el 2021 con la autorización y aplicación de vacunas en el mundo?

Si bien el 2020 fue un año marcado por la pandemia del nuevo coronavirus, el 2021 no será ajeno a esta crisis mundial. | Fuente: EFE

Si bien el 2020 fue un año marcado por la pandemia del nuevo coronavirus, el 2021 no será ajeno a esta crisis mundial: se seguirán registrando casos nuevos de contagio, casos de reinfección en el Perú y el mundo y  noticias relacionadas a la autorización de uso, aplicación e implementación de protocolos relacionados a la vacunación contra la COVID-19. Nada está escrito en piedra en la ciencia y menos frente a un problema de salud pública internacional.

El médico intensivista Manuel Mayorga, director nacional de la facultad de salud de la Universidad Privada del Norte, afirma que “en realidad es imposible predecir en este momento qué va a ocurrir” con la pandemia en el Perú en 2021.

“No necesariamente lo que está ocurriendo en otras partes del mundo se va a replicar en el país. Sin embargo, un elemento clave que marca el curso de la pandemia y su impacto sanitario, así como el impacto económico, definitivamente será la disponibilidad de una vacuna efectiva y segura”, menciona.

Julio Cachay, infectólogo de la Clínica Ricardo Palma, comenta que “a menos que se vacune al resto de los 7625 millones de habitantes en el mundo, que actualmente no están infectados, es muy probable que la COVID-19 se torne una enfermedad endémica, pero pueden transcurrir varios años hasta que eso suceda”.

“Previamente (en el 2020), un gran número de personas enfermarán a corto plazo y los factores sociales como las multitudes y la ausencia de medicamentos específicos pueden hacer crecer aún más esa cifra. Al final, se limitará la transmisión del SARS CoV- 2, cuando una proporción importante de la población humana del planeta desarrolle una inmunidad protectora contra el nuevo coronavirus, adquirida por las infecciones naturales o las vacunas efectivas”, menciona.

El especialista sostiene que para fines de 2021, “un estimado de 30% a 40% de la población mundial podría estar vacunada contra la COVID-19”.

Por su parte, Gonzalo van Oordt, ingeniero industrial con 15 años de experiencia en el sector de salud y CEO de SYNLAB, afirma que “considerando la experiencia que tenemos, podemos decir que son muchas las variables que influencian el rumbo que tomará la pandemia el próximo año”. 

Primero la cantidad de infectados en una potencial segunda ola; segundo, la posible la curación de las personas; y, tercero, el cuidado que cada persona seguirá para protegerse. La mezcla de estas variables puede hacer que la pandemia se controle o no”, menciona.

Además, agrega que “existen encuestas a nivel mundial que demuestran que sólo 50% a 60% de la población está dispuesta a vacunarse” con alguna candidata a vacuna autorizada para su uso”. Por lo que el porcentaje de la población mundial que se inmunice en el 2021, “va a depender de la capacidad de los laboratorios para generar vacunas, del gobierno de adquirirlas, de los sistemas de salud públicos y privados para distribuirlas y las personas para decidir vacunarse”.

En 12 meses, se han reportado más de 77 millones de casos confirmados de la infección del nuevo coronavirus en el mundo. ¿Cómo evolucionará la pandemia en el 2021, con la autorización y aplicación de vacunas en el mundo? | Fuente: AFP

¿LA LLEGADA DE LA VACUNA SIGNIFICA EL FIN DE LA PANDEMIA?

Para Mayorga, “no solamente el éxito de la inmunización está definido por la disponibilidad de los países sino por la capacidad de estos países para afrontar el enorme reto logístico que representará vacunar a las personas”.

En el caso peruano, resalta Mayorga, “especialmente en las zonas urbano- marginales, altoandinas y amazónicas más alejados de nuestro territorio”. 

“Tendremos que superar enormes barreras geográficas, incluso barreras culturales para lograr este gran objetivo nacional. Creo, además, que debemos insistir de manera permanente en educar a la población sobre las 3 reglas de oro de la nueva normalidad: el uso apropiado de mascarillas en los colegios, el distanciamiento físico y la adecuada higiene de manos serán claves para controlar la pandemia en este momento con o sin vacuna y probablemente van a permanecer durante muchos años como parte de nuestra cultura como sociedad”, explica.

El infectólogo Cachay resalta que para poder acabar con la pandemia de la COVID-19 “será necesario poner en marcha una combinación de todas las estrategias utilizadas en pandemias anteriores: medidas de control social para ganar tiempo, nuevos antivirales para aliviar los síntomas y una vacuna efectiva”.

“La fórmula exacta dependerá en gran parte del cumplimiento de las medidas y la eficiencia con la que reaccionen los gobiernos”, sostiene.

Van Oordt sostiene que “la llegada de la vacuna es un concepto frágil ya que debemos convivir con el virus porque aun va a tomar tiempo para desaparecer la pandemia”.

Agrega que se debe tener en cuenta algunos otros factores como “qué sistemas logísticos existen para repartir las dosis, qué poblaciones se vacunarán primero, cuántas dosis son necesarias, qué tan eficaz es la vacuna, cuántas personas ya han tenido el virus, cuánto durará la inmunidad de la vacuna”. 

“Hay zonas en Europa con sistemas de salud robustos que estiman 14 meses para poder vacunar a una población de 14 millones de personas. Existen también modelos matemáticos desarrollados en Europa que estiman que para adquirir la inmunidad del rebaño, incluyendo el uso de la vacuna, se podría tomar entre 18 a 24 meses”, sostiene.


NUESTROS PODCASTS

Escucha aquí todo nuestro gran resumen del año 2020