Sepa cómo identificar un cuadro de leucemia aguda

A nivel nacional aproximadamente se diagnostican 1,500 casos nuevos de leucemia por año.

La leucemia  o neoplasia de la sangre es un mal que afecta a personas de todas las edades, siendo la leucemia linfática aguda más frecuente en los pequeños, manifestó la doctora Lourdes Aranda, hematóloga clínica, del Hospital Rebagliati de Essalud.

“En la leucemia aguda se va a presentar una disminución de los glóbulos rojos, plaquetas  y neutrófilos  por lo que el paciente va a presentar anemia, sangrado de piel y mucosas;  también puede presentar moretones en el cuerpo, fiebre  e infecciones”, precisó.

Según la especialista no existe una causa de esta enfermedad, pero hay  determinados factores que pueden predisponer a leucemia como las enfermedades genéticas, exposición a radiaciones ionizantes y sustancias tóxicas  como son los insecticidas.

“A nivel nacional aproximadamente se diagnostican 1,500 nuevos casos por año. La incidencia es de cuatro a seis casos  por cada 10,0000 habitantes, siendo uno de los canceres más frecuentes en niños”.

Síntomas de la leucemia

Para la hematóloga clínica, los indicadores principales de la leucemia son palidez, cansancio fácil, decaimiento general, fiebre, moretones en el cuerpo, sangrado de nariz, crecimiento del hígado y  bazo.  El tratamiento común a este mal es la quimioterapia.

Según Lourdes Aranda no es una enfermedad que se pueda prevenir, pero de presentarse, lo más importante es que el familiar debe continuar y no abandonar el tratamiento, muchas veces el  retardo y abandono del tratamiento es la causa de la falla a la respuesta.

Tratamiento psicológico

Por su parte la psicoterapeuta Martha Echegaray es primordial que las personas que padezcan de cáncer cuenten con una atención psicológica para hacer frente a su situación. “Es necesario evaluar al paciente sobre el conocimiento de su enfermedad, y su estado actual para mostrarle habilidades de afrontamiento y superación de estrés, ansiedad y evitar caer en depresión”.

“Aquellas personas que padecen de leucemia así como de otro tipo de cáncer pueden experimentar diversas crisis como la desorganización o estado de confusión, vulnerabilidad, irritabilidad, disfunción a nivel personal, familiar, social, y laboral, además de ataques de pánico, conductas regresivas, agresividad y auto agresión.

Es ahí donde la a familia es un apoyo vital, pero para que éste sea positivo debe haber comprensión y no ejercer presión de ningún tipo.