|

Vacunación contra la COVID-19: ¿Cómo se explica que la campaña en Estados Unidos se ha tornado mucho más lenta en las últimas tres semanas?

En Estados Unidos, la vacunación contra la COVID-19 se ha tornado mucho más lenta desde la tercera semana de abril. El reto es convencer a los que todavía no se han vacunado.

En Estados Unidos, la vacunación contra la COVID-19 se ha tornado mucho más lenta desde la tercera semana de abril. El reto es convencer a los que todavía no se han vacunado. | Fuente: AFP

La vacunación contra la COVID-19 en Estados Unidos comenzó en la tercera semana de diciembre de 2020 y en enero, con el cambio de gobierno, hubieron muchísimos problemas logísticos como largas filas hasta que, con la nueva administración, se amplió el número de lugares para vacunación a lo largo del país. Con esto se alcanzaron récords de vacunación.

“La curva de aceptación y adopción de la vacuna por parte de la población fue muy grande. Pero, desde la segunda semana de abril sucedió un fenómeno importante: el número de personas que estaban recibiendo su segunda dosis fue, por primera vez, mayor que los que recibían su primera dosis. Esto indicaba que menos gente estaba vacunándose en su primera dosis y esa tendencia se vio en las últimas dos semanas de abril y esta primera semana de mayo, estamos en récord bajo”, comenta Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias y especialista en Salud Pública.

“Esto tiene que ver con la ciencia del comportamiento. Existe una ley que se llama de difusión de innovaciones que dice que frente a una innovación, el ser humano no reacciona igual, el ser humano reacciona de manera diferente y reacciona en cinco grupos: el 2.5% de humanos frente a la vacuna está esperando que llegue (innovadores), 13.5% no estarán ese mismo día temprano, pero llegarán al día siguiente (los adaptadores tempranos), 34% son la mayoría temprana, 34% son la mayoría tardía que ponen excusas y al final, 16% que nunca se va a vacunar”, menciona.

¿CÓMO PREVENIR EL CONTAGIO DE LA COVID-19?

El distanciamiento social y el uso de mascarillas son herramientas claves para frenar el avance en el contagio del nuevo coronavirus. De acuerdo con la escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, la COVID- 19 se propaga a través de las gotas de saliva que se producen cuando una persona infectada tose o estornuda.

Es decir, si frenamos nuestro movimiento innecesario en las calles, mantenemos una distancia mínima de uno o dos metros, usamos mascarillas y nos lavamos constante y correctamente las manos (al menos durante 20 segundos), el virus también se detendrá. 

Los especialistas en salud pública explican que se debe mantener una distancia mínima de dos metros entre persona y persona para evitar la infección, además de eliminar por completo cualquier tipo de aglomeración. 

Las proyecciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) explican que, siendo realistas, si no se acata el distanciamiento social, el uso de mascarillas y el lavado de manos, la afluencia de pacientes en unidades de cuidados intensivos hará que colapse el sistema de salud en el Perú.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.


NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

La OMS evalúa el nivel de eficacia de la vacuna china de Sinopharm. Según el reporte del laboratorio, su nivel de eficacia para evitar la hospitalización y, en general, para no enferemarse, es de 78.7% Respecto a la efectividad, es decir el resultado tras el estudio en la vida real, es para mayores de 60 años de 91% y en menores de 60 años, de 90%. La vacuna de Sinopharm es muy segura.