Guía de padres: ¿Cómo manejo el berrinche de mi hijo?

Una de las preguntas más comunes entre los padres de familia es: ¿cómo manejar el berrinche de los niños en casa? Estas son las recomendaciones para afrontar estas rabietas infantiles de manera saludable.

Guía de padres: ¿Cómo manejar el berrinche de nuestros hijos? Cinco recomendaciones para afrontarlo | Fuente: Getty Images

Con el paso del tiempo los niños van descubriendo cómo expresar su acuerdo o desacuerdo en algo, y no siempre suele ser de la mejor manera. Generalmente, los más pequeños lo hacen a través de berrinches o rabietas que van desde los quejidos, llantos, gritos, golpes, hasta patadas.

A través de los berrinches los niños demuestran su frustración, principalmente cuando no obtienen lo que quieren, cuando están cansados, cuando tienen hambre o simplemente para llamar la atención de los padres; sin embargo, aprender a afrontar la frustración es una habilidad que van desarrollando con el paso del tiempo”, señaló Milagros Romero, especialista en educación inicial y educación temprana de Apego.

Por ello, si tu pequeño suele recurrir a este tipo de conductas para llamar tu atención, la especialista te brinda recomendaciones para enfrentarlos con éxito:

1. No ignorarlos

Los berrinches son la forma que tienen de expresar alguna disconformidad, si en ese momento los padres ignoran su berrinche o simplemente deciden irse, el niño sentirá que a los padres no les importa sus sentimientos ni lo que les está ocurriendo. Es decir, se sentirá incomprendido y desplazado.

Guía de padres: ¿Cómo manejar el berrinche de nuestros hijos? Cinco recomendaciones para afrontarlo | Fuente: Getty Images

2. Dejar que se exprese

Es importante que los niños puedan demostrar su enojo, frustración o lo que le esté sucediendo en ese momento ya que así podrán desahogarse y luego estar calmados para poder dialogar con tranquilidad.

3. Empatiza con las emociones de tu hijo

Debemos demostrar con acciones que la emoción de los niños importa, es por ello que debemos saber escuchar, así sentirán que lo que están expresando es importante. De esta forma el niño sentirá que realmente es importante y podrá estar más calmado a la hora de hablar.

4. Usa palabras simples

No intentes usar palabras muy complejas para explicar a tu hijo que no se debe comportar de esta manera pues no lo entenderá y podría empeorar la situación. Usa frases simples, como: “Entiendo cómo te sientes”, “Sé que sientes muucha rabia”, pues solo sí se sentirá escuchado.

Como padres, maestros o cuidadores podemos sentir dificultad al enfrentarnos a esta situación porque sabemos que no es una tarea fácil de controlarla, pero debemos prepararnos para educar sus emociones. Ante un berrinche se recomienda mantener la calma, validar sus emociones, y establecer y mantener límites encontrando formas positivas de autorregularse.