La falta de vacunación, el bajo peso a nacer y la lactancia materna no exclusiva son algunos factores de riesgo que hacen que los niños y niñas sean propensos a contraer infecciones respiratorias. | Fuente: Shutterstock

Tres de cada cuatro consultas médicas atendidas en los establecimientos de salud del país son por infecciones respiratorias agudas (IRA), según el Centro Nacional de Epidemiologia, Prevención y Control de Enfermedades del Ministerio de Salud (Minsa). Si estas no se tratan a tiempo, pueden complicarse hasta llegar a causar neumonía y, posteriormente, la muerte.

El virus de la influenza y la bacteria del neumococo son las causas comunes de la neumonía. Para evitar consecuencias fatales, los niños y niñas deben vacunarse contra esta bacteria para prevenirla. De no hacerlo, también podrían contraer otras enfermedades como sinusitis, otitis, meningitis, entre otras complicaciones, todas causadas por el neumococo.

Además de la falta de vacunación, algunos factores de riesgo adicionales que propician que los niños y niñas contraigan infecciones respiratorias son el bajo peso al nacer, la lactancia materna no exclusiva (durante los primeros 6 meses de vida), la contaminación con humo al interior de la vivienda y el hacinamiento. Para contribuir a una infancia saludable es fundamental tomar en cuenta estos aspectos, ventilar las habitaciones y enseñarles a nuestros hijos a lavarse bien las manos antes y después de comer.

Las infecciones respiratorias como la neumonía pueden ser prevenidas con vacunas. | Fuente: Shutterstock

Síntomas de la neumonía

Aunque pueden ser variables, los síntomas más frecuentes son:

  • Tos y fiebre que persiste después de 48 horas.
  • Respiración rápida y dificultad para respirar.
  • No mostrar mejoría a pesar de tratamiento inicial.

Aunque al inicio pueden parecer síntomas de un simple resfrío como tos, fiebre y mucosidad, si no se trata a tiempo puede generar inflamación y/o infección en los pulmones, dificultando la respiración y causando la muerte.

Por esta razón, debe tratarse a tiempo. Si tu hijo o hija presenta alguno de estos síntomas, llévalo inmediatamente al centro de salud más cercano; esperar hasta que presente una respiración rápida podría ser muy tarde.

Las vacunas son gratuitas

La neumonía debe ser prevenida con vacunas y tratada a tiempo. El esquema nacional del Ministerio de Salud incluye la vacuna gratuita contra el neumococo y la influenza para todos los niños y adultos mayores de 60 años. Solo tienes que acercarte a los centros de salud más cercanos y solicitarla.

Los niños menores de 2 años deben vacunarse contra el neumococo a los 2, 4, y 12 meses, y recibir la vacuna de influenza a partir del sexto mes. En el caso de los adultos mayores, una sola dosis es suficiente. Las vacunas son seguras y no producen la enfermedad.

¿Qué opinas?