Primero Lo Bueno
Este proyecto va a proveer de energía eléctrica a la comunidad para satisfacer necesidades básicas como iluminación. | Fuente: Andina

Los Uros son un pueblo indígena ancestral originario de Puno, viven a más de 3.800 m.s.n.m. en unas islas flotantes en el Lago Titicaca. En total son 87 islas que albergan a más de 1.800 habitantes, quienes utilizan la totora para hacer sus casas y tienen como principal actividad productiva la pesca, el trueque, la venta de artesanías y el turismo.

Por cientos de años, la comunidad carecía de electricidad debido a las dificultades que representaba llevar el suministro de energía a través de cables. La falta de luz por las noches impedía el desarrollo de sus actividades e imposibilitaban la creación de otras.

Ante esta problemática, el Gobierno optó por la instalación de paneles solares, como parte del proyecto de electrificación rural que ejecuta la empresa Ergon, por encargo del Ministerio de Energía y Minas (MINEM).

Este proyecto va a proveer de energía eléctrica a la comunidad para satisfacer necesidades básicas como iluminación, cargador de celulares, radio y televisión.

Las islas de los Uros ya cuentan con paneles solares que le permitirá a los niños estudiar por la noche y a sus padres trabajar sus artesanías, fabricar sus balsas y desempeñar sus actividades productivas.

Primero Lo Bueno
La implementación de los paneles solares brindará seguridad a las islas flotantes. | Fuente: Andina

Seguridad ante todo

La implementación de los paneles solares brindará seguridad a las islas flotantes. Antes, los habitantes tenían que encender velas por las noches, lo que suponía un riesgo patente para las casas y los pisos hechos de paja de totora.

La oportunidad de tener luz eléctrica en las islas no solo mejorará la calidad de vida de los habitantes sino que también amplía la perspectiva de sus actividades y negocios.

El objetivo de estas familias es conservar sus costumbres y tradiciones, sin embargo, agradecen las oportunidades que se les presenta con la instalación de servicios básicos, como la energía eléctrica, ya que los ayuda a potenciar el turismo y otras actividades productivas.

Primero Lo Bueno
La oportunidad de tener luz eléctrica en las islas no solo mejorará la calidad de vida de los habitantes sino que también amplía la perspectiva de sus actividades y negocios. | Fuente: Andina