Ayacucho: El primer Museo de Saberes Ancestrales del país promueve la diversidad cultural con la participación de adultos mayores

El museo “Apu Thinka” rescata los conocimientos ancestrales y se proyecta como un importante atractivo turístico para generar ingresos económicos destinados a las organizaciones de adultos mayores en Ayacucho.

El museo se proyecta como un importante atractivo turístico de la provincia ayacuchana Víctor Fajardo.
El museo se proyecta como un importante atractivo turístico de la provincia ayacuchana Víctor Fajardo. | Fuente: Pensión 65

En un país con gran diversidad cultural como es el Perú, es importante crear estrategias de promoción cultural inclusivas y accesibles para conservar y fortalecer nuestra identidad. Este es el caso de “Apu Tinka”, el primer Museo de Saberes Ancestrales del país, ubicado en Ayacucho, donde se expone la valiosa diversidad de expresiones artísticas y culturales con la participación de adultos mayores y apoyo técnico del programa Pensión 65.

El museo, cuyo nombre “Apu Tinka” significa “cerro sagrado y compartido”, fue implementado por la Municipalidad de Huancapi y al reunir todos los saberes de los adultos mayores del lugar, se trata del primero de su tipo en todo el Perú. Los conocimientos que se exhiben en este museo son: medicina tradicional, utensilios de cocina tradicional, técnicas de conservación de semillas, tejidos, bordados, warakas, sogas, vestimenta típica y juegos ancestrales, entre otros.

De esta manera, el museo se proyecta como un importante atractivo turístico de la provincia ayacuchana Víctor Fajardo, ya que podría generar ingresos económicos para las organizaciones de adultos mayores de la localidad.

Promoción cultural de manera inclusiva

El Museo de Saberes Ancestrales "Apu Tinka" fue inaugurado en el Encuentro de Saberes Productivos de Huancapi 2018, como parte de la labor que realiza el Programa Nacional de Asistencia Social Pensión 65 del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis).

La iniciativa ya va agrupando a 100 personas de escasos recursos que, gracias a su esfuerzo y conocimientos ancestrales, producen y comercializan artesanías, tejidos, bordados, vestimenta típica, así como el cultivo sostenible de hierbas medicinales y aromáticas.

Además, por su impacto social, cultural y económico en su comunidad, la iniciativa “Apu Tinka” ganó en las categorías “Adulto Imparable Rural” del Desafío Kunan 2020.