Suelos sin rampas, veredas dañadas o ausencia de escaleras y un transporte poco accesible, son los principales obstáculos que experimentan las personas con discapacidad.
Suelos sin rampas, veredas dañadas o ausencia de escaleras y un transporte poco accesible, son los principales obstáculos que experimentan las personas con discapacidad. | Fuente: Andina

Según el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), en nuestro país, el 10% de la población tiene alguna discapacidad y, adicionalmente, 4 de cada 10 peruanos tiene condiciones de movilidad reducida; es decir, que su capacidad para moverse sin ayuda externa está limitada temporal o permanentemente.

Frente a este escenario, desde este mismo gabinete vienen organizando, del 26 al 30 de septiembre, la I Semana Internacional de la Accesibilidad, con el fin de establecer un espacio de encuentro para difundir y visibilizar buenas prácticas de accesibilidad a nivel nacional e internacional y promover su implementación desde entidades públicas y privadas.

Pero ¿cuál es el estado de nuestro país en la promoción de accesibilidad? A menos de una semana de las elecciones municipales y regionales, RPP conversó con Marco Antonio Gamarra, presidente del Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad (Conadis) y Jorge Montalvo, director de Accesibilidad y Desarrollo Tecnológico del Ministerio de Vivienda, para conocer qué medidas deberían priorizar las nuevas autoridades para generar espacios públicos inclusivos.

En espacios como los caminos a los paraderos, las plazas y los parques donde también se debe reforzar la accesibilidad.
En espacios como los caminos a los paraderos, las plazas y los parques donde también se debe reforzar la accesibilidad. | Fuente: Andina

Priorizar al peatón en el diseño urbano

Suelos sin rampas, veredas dañadas o ausencia de escaleras y un transporte poco accesible, son los principales obstáculos que experimentan las personas con discapacidad cuando interactúan con el espacio público, de acuerdo con una encuesta de Ciudades Cómo Vamos realizada en diferentes departamentos del Perú.

Para Gamarra, el problema de la accesibilidad a los espacios públicos radica en que el peatón suele ser la última prioridad en el diseño urbano. Por ejemplo, “cuando se quiere resolver problemas como la congestión vehicular, lo más probable es que se recorte la longitud de la vereda para añadir un nuevo carril, inhabilitando o dificultando el tránsito peatonal”, indica.

Por su parte, Montalvo añade que la brecha de acceso más grande se encuentra en los hospitales. Si bien desde el Ministerio de Vivienda vienen trabajando cuatro proyectos piloto a nivel nacional de hospitales accesibles, se requiere también del compromiso de los gobiernos regionales y locales, quienes deberían incluir la dimensión de accesibilidad en sus planes de desarrollo urbano.

Como gabinete, el funcionario sostiene que se ha implementado una cartera de rutas accesibles, donde se vienen trabajando proyectos piloto de playas, plazas y turismo accesible. Ahora bien, considera que es “en espacios como los caminos a los paraderos, las plazas y los parques donde también se debe reforzar la accesibilidad”, ya que además contribuyen con la seguridad vial.

La población puede reportar espacios que no cuenten con instalaciones que incluyan a las personas con discapacidad llamando a la línea gratuita 0800 00 151.
La población puede reportar espacios que no cuenten con instalaciones que incluyan a las personas con discapacidad llamando a la línea gratuita 0800 00 151. | Fuente: Andina

Concientización y educación sobre inclusión

Pese a que contamos con un marco normativo que protege y exige la igualdad de condiciones para las personas con discapacidad, para Gamarra, mientras no haya un nivel de concientización suficiente acerca del cumplimiento de los derechos de todas las personas, las leyes no lograrán garantizar una sociedad verdaderamente inclusiva.

Para el presidente del Conadis, es el Estado quien debe promover y dar el ejemplo para una convivencia diversa: “La construcción de conciencia social o de ciudadanía la debe implementar el Estado a través del fomento de la cultura, de la educación. Si bien cada uno es dueño de sus decisiones, es el Estado el que debe cumplir su rol en el ordenamiento de los servicios públicos”.

Dentro de ese rol, el funcionario de Vivienda asegura que desde el sector han brindado más de 400 capacitaciones en diferentes Oficinas de Protección, Participación y Organización de Vecinos con Discapacidad (Omaped), dependencias a cargo de las municipalidades.

Derechos esenciales como la educación y salud, deben estar antecedidos por el derecho a una accesibilidad universal, resalta Gamarra. De esta forma, invita a la población a tomar un rol fiscalizador en la promoción de la inclusión al reportar espacios que no cuenten con instalaciones que incluyan a las personas con discapacidad llamando a la línea gratuita 0800 00 151.

Finalmente, Montalvo recordó que la persona humana es el centro del desarrollo humano, por lo cual debemos ser conscientes y empáticos en nuestra convivencia: “La accesibilidad universal es un tema que es para todos, porque también vamos a llegar a ser adultos mayores y nuestras capacidades también van a bajar y necesitamos rutas accesibles dentro de nuestras ciudades”.