El primer nivel de atención de salud busca satisfacer las necesidades de la persona, familia y comunidad, de manera ambulatoria.
El primer nivel de atención de salud busca satisfacer las necesidades de la persona, familia y comunidad, de manera ambulatoria. | Fuente: Copyright (c) 2021 Blue Planet Studio/Shutterstock. No use without permission.

Cuando hablamos de salud universal nos referimos a un sistema que va desde la promoción hasta la prevención, el tratamiento, la rehabilitación y los cuidados al final de la vida de una persona. Esto implica que toda la ciudadanía tenga acceso a servicios de salud eficaces, integrales y de calidad cuando la necesitan y donde sea que se encuentren.

Sin embargo, actualmente, el inadecuado estado de nuestro sistema de salud incentiva a los ciudadanos a buscar otros espacios para resolver sus problemas de salud como, por ejemplo, las farmacias. De hecho, según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), desde el 2016 se observa que las farmacias o boticas superan al Ministerio de Salud como lugar de atención elegido. Esto conlleva a problemas como la automedicación, la prescripción sin una evaluación adecuada o la falta de seguimiento al paciente.

Además, con la pandemia los establecimientos del primer nivel de atención como postas o centros médicos tuvieron que cerrar, lo que llevó a la ciudadanía a acudir directamente a los grandes hospitales cuando tenían síntomas de Covid-19, aun así, fueran cuadros leves de la enfermedad.

Por esta razón, es importante conocer a dónde ir según la complejidad de atención que necesitamos. En nuestro país, los establecimientos de salud están organizados según la magnitud y severidad de las necesidades de salud de la población para poder resolverlas con eficacia y eficiencia.

¿Qué es el primer nivel de atención?

El Primer Nivel de Atención de Salud (PNAS) es el más cercano y el de primer contacto con la población; es decir, busca satisfacer las necesidades de salud de la persona, familia y comunidad, de manera ambulatoria. En esta categoría se encuentran los centros de salud, las postas y los consultorios de atención básica públicos y privados, que, de ser necesario, derivan al paciente al segundo y tercer nivel de atención (hospitales generales y hospitales de alta especialización).

Para garantizar el derecho a la salud de la población, el Ministerio de Salud y los Gobiernos Regionales cuenta actualmente con redes de servicios de salud que suman 8,148 establecimientos; de este total, 1,639 son centros de salud y 6,509 postas de salud, lo que constituyen el 98,05% de todos los establecimientos en el país.

Actualmente, el sector salud cuenta con más de ocho mil establecimientos del primer nivel de atención.
Actualmente, el sector salud cuenta con más de ocho mil establecimientos del primer nivel de atención. | Fuente: Andina

Servicios y categorías del primer nivel de atención de salud

En el primer nivel de atención se resuelven aproximadamente el 85% de los problemas médicos y sus servicios se enfocan en la prevención, promoción y protección específica de la salud con diagnóstico precoz y tratamiento oportuno de enfermedades.

Se dedican principalmente a la salud familiar y comunitaria, salud ambiental en la comunidad, atención con medicamentos y de parto inminente, nutrición integral, prevención del cáncer, pruebas rápidas y toma de muestras, así como rehabilitación basada en la comunidad. Además, desde enero del 2021, el primer nivel de atención ha reiniciado la atención gradual de servicios como la vacunación de esquema regular para niños y adultos, control natal, salud sexual reproductiva, nutrición y prevención de enfermedades como hepatitis, VIH, tuberculosis, entre otras.

¿Cuál es su situación actual y cómo puede mejorar?

Actualmente, el sector salud cuenta con más de ocho mil establecimientos del primer nivel de atención, incluyendo a EsSalud, sanidades de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú; según datos del Registro Nacional de Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (RENIPRESS). No obstante, el 97% de estos establecimientos presenta capacidad instalada inadecuada; es decir, precariedad en su infraestructura, equipamiento obsoleto, inoperativo o insuficiente.

Por ello, para que los ciudadanos encuentren en el primer nivel de atención una verdadera puerta de entrada al sistema de salud, el documento “Propuestas del Bicentenario Salud” de Videnza Consultores (2021), resalta que estos establecimientos deben contar con una población definida en el territorio; una correcta evaluación y refuerzo de su infraestructura; tener profesionales capacitados y medicamentos disponibles; disponer de historias clínicas electrónicas y sistemas de gestión de recursos en línea; y trabajar en red refiriendo oportunamente a establecimientos de mayor complejidad. "El País Que Queremos", es organizado por RPP con el compromiso de ENEL.