NASA
La carga será atraída hacia la atmósfera y se quemará en ella. | Fuente: NASA

La NASA ordenó a los astronautas de la Estación Espacial Internacional liberar una carga de basura espacial de 2.9 toneladas, la más grande de la historia.

El laboratorio en órbita descartó una paleta de baterías usadas de este gran tamaño, el jueves 11 de marzo por la mañana, dijo a Gizmodo la portavoz de la NASA Leah Cheshier.

Se espera que la basura espacial regrese a la Tierra en dos o cuatro años y se queme "sin causar daño en la atmósfera", pero no todos están convencidos de que ese sea el caso.Igualmente el Comando Espacial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos se encargará de rastrearlo

Ya han sido reemplazadas

Esta carga fue expulsada debido a que, en mayo de 2020, un carguero de la Agencia Espacial de Japón JAXA, llegó con seis nuevas baterías de iones de litio que la reemplazaron.

Debido a que no hay un carguero que lo lleve, la basura espacial se moverá gracias a la atracción gravitacional hasta que entre a la atmósfera.

La basura espacial se está convirtiendo en un flagelo creciente en el vecindario alrededor de nuestro planeta. Un estudio realizado por los astrónomos de la Universidad de Warwick descubrió que más del 75% de los desechos detectados no coincidían con el catálogo de satélites activos.

Incluso la Estación Espacial Internacional, que orbita a una altitud menor al área estudiada, tuvo que realizar una maniobra evasiva por un pedazo de basura espacial que se acercó demasiado para su seguridad. 

Los estudios contínuan para examinar la basura espacial y crear algoritmos que permitan predecir e identificar mejor los diferentes tipos de desechos y realizar un seguimiento, además de apoyar en la creación de satélites que regresen a la Tierra después de su vida útil.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.