Primera imagen de Artemis I rumbo a la Luna.
La misión Artemis 1 de la NASA, que integra el megacohete SLS y la nave Orion sin tripulación, ha enviado su primera imagen alejándose de la Tierra en su viaje de seis días a la órbita lunar. | Fuente: NASA

La misión Artemisa 1 de la NASA, que integra el megacohete SLS y la nave Orion sin tripulación, ha enviado su primera imagen alejándose de la Tierra en su viaje de seis días a la órbita lunar.

La etapa central del SLS y los propulsores gemelos de cohetes sólidos llevaron a la nave espacial Orion a la órbita terrestre, pero la cápsula necesitaba otro empujón para liberarse de la gravedad de nuestro planeta y dirigirse a la luna. Y obtuvo ese impulso, gracias a un largo encendido del motor desde la etapa superior del SLS, llamada Etapa Interina de Propulsión Criogénica (ICPS), según explicaron en rueda de prensa los responsables de la misión.

La primera imagen compartida por la misión Artemisa 1 desde el espacio. | Fuente: NASA

En marcha

El motor único del ICPS se puso en marcha unos 87 minutos después del despegue de la misión Artemisa 1 y estuvo encendido durante 18 minutos, aumentando la velocidad de Orion de 28.160 a 36.210 kilómetros por hora, según lo planeado y poniendo la cápsula en rumbo a la luna.

"¡Encendido de inyección translunar completo! ¡Orion está en camino a la Luna! Gracias a ICPS, la etapa superior del SLS, por el impulso para ponernos en camino", dijo a través de Twitter Jim Free, administrador asociado de la Dirección de Misión de Desarrollo de Sistemas de Exploración en la sede de la NASA en Washington, justo después de que terminó esta maniobra.

Lo que viene

Otro gran hito se produjo poco después, aproximadamente 115 minutos después del vuelo, cuando Orion se separó del ICPS. La cápsula y su módulo de servicio construido en Europa ahora harán su propio camino hacia la órbita lunar, mientras que el ICPS despliega una decena de cubesats.

Tras llegar a su objetivo, la cápsula pasará unos 10 días en la órbita lunar antes de regresar a la Tierra. Orion entrará en nuestra atmósfera a unas 40.000 kilómetros por hora el 11 de diciembre, sometiendo a su escudo térmico a una dura prueba, y luego caerá en paracaídas en el Océano Pacífico frente a la costa de California. (Con información de Europa Press)