Buscar
RPP Noticias
Estás escuchando En vivo
 
00:00 / 00:00
Lima
89.7 FM /730 AM
Arequipa
102.3 FM / 1170 AM
Chiclayo
96.7 FM / 870 AM
Huancayo
97.3 FM / 1140 AM
Trujillo
90.9 FM / 790 AM
Piura
103.3 FM / 920 AM
Cusco
93.3 FM
Cajamarca
100.7 FM / 1130 AM
La informacion mas relevante de la actuaidad al momento
Actualizado hace 0 minutos
Papá Lab
EP01 | T1 | Derribando los mitos de la alimentación en el embarazo con Gerson Rossinelli y Erika Mora | PAPÁ LAB
EP 1 • 38:06
Metadata
METADATA |E241: Lo nuevo de Motorola desde México, aterriza Infinix y nos ponemos tecnofanáticos
EP 241 • 40:31
Nutriagenda
EP25 | Qué es el gluten y cuándo eliminarlo de la dieta
EP 25 • 36:19

Estudio brinda nuevas pistas sobre las misteriosas ondas de radio del espacio profundo

En una eyección que habría provocado que su rotación se desacelerara, en el concepto de este artista se representa un magnetar perdiendo material en el espacio.
En una eyección que habría provocado que su rotación se desacelerara, en el concepto de este artista se representa un magnetar perdiendo material en el espacio. | Fuente: Europa Press | Fotógrafo: NASA/JPL-CALTECH

Si bien sólo duran una fracción de segundo, las FRB (Fast Radio Burst) pueden liberar tanta energía como la que libera el Sol en un año y su origen puede ser un objeto extremadamente denso llamado magnetar.

Dos telescopios de rayos X de la NASA han observado un misterioso estallido de ondas de radio, conocido como FRB por sus siglas en inglés, apenas unos minutos antes y después de que ocurriera.

Esta visión sin precedentes encamina a los científicos hacia una mejor comprensión de estos fenómenos radioeléctricos extremos, según un comunicado de la agencia.

Si bien sólo duran una fracción de segundo, las FRB (Fast Radio Burst) pueden liberar tanta energía como la que libera el Sol en un año. Su luz también forma un rayo similar a un láser, lo que los diferencia de explosiones cósmicas más caóticas.

¿De dónde provienen?

Debido a que las ráfagas son tan breves, a menudo es difícil determinar de dónde provienen. Antes de 2020, los que fueron rastreados hasta su origen se originaron fuera de nuestra propia galaxia, demasiado lejos para que los astrónomos vieran qué los creó. Luego, una rápida ráfaga de radio estalló en la galaxia hogar de la Tierra, la Vía Láctea, originada por un objeto extremadamente denso llamado magnetar: los restos colapsados de una estrella que explotó.

En octubre de 2022, el mismo magnetar, llamado SGR 1935+2154, produjo otra rápida ráfaga de radio, esta estudiada en detalle por el NICER (Neutron Star Interior Composition Explorer) de la NASA en la Estación Espacial Internacional y en NuSTAR (Nuclear Spectroscopic Telescope Array) en la órbita baja terrestre. Los telescopios observaron el magnetar durante horas, vislumbrando lo que sucedió en la superficie del objeto fuente y en sus alrededores inmediatos, antes y después de la rápida explosión de radio.

Los resultados, descritos en un nuevo estudio publicado el 14 de febrero en la revista Nature, son un ejemplo de cómo los telescopios de la NASA pueden trabajar juntos para observar y dar seguimiento a eventos de corta duración en el cosmos.

Te recomendamos

La explosión se produjo entre dos "fallos", cuando el magnetar de repente comenzó a girar más rápido. Se estima que SGR 1935+2154 tiene aproximadamente 20 kilómetros de ancho y gira alrededor de 3,2 veces por segundo, lo que significa que su superficie se mueve a aproximadamente 11.000 kph.

Ralentizarlo o acelerarlo requeriría una cantidad significativa de energía. Es por eso que los autores del estudio se sorprendieron al ver que entre fallas, el magnetar se desaceleró a menos de su velocidad previa a la falla en solo nueve horas, o aproximadamente 100 veces más rápido de lo que jamás se había observado en un magnetar.

"Normalmente, cuando ocurren fallos, el magnetar tarda semanas o meses en volver a su velocidad normal", dijo en un comunicado Chin-Ping Hu, astrofísico de la Universidad Nacional de Educación de Changhua en Taiwán y autor principal del nuevo estudio. "Es evidente que están sucediendo cosas con estos objetos en escalas de tiempo mucho más cortas de lo que pensábamos anteriormente, y eso podría estar relacionado con la rapidez con la que se generan las ráfagas de radio".

Al intentar comprender exactamente cómo los magnetares producen rápidas ráfagas de radio, los científicos tienen que considerar muchas variables.

Por ejemplo, los magnetares (que son un tipo de estrella de neutrones) son tan densos que una cucharadita de su material pesaría alrededor de mil millones de toneladas en la Tierra. Una densidad tan alta también significa una fuerte atracción gravitacional: un malvavisco que cayera sobre una típica estrella de neutrones impactaría con la fuerza de una de las primeras bombas atómicas.

La fuerte gravedad significa que la superficie de un magnetar es un lugar volátil, que libera periódicamente ráfagas de rayos X y luz de mayor energía. Antes de la rápida explosión de radio que se produjo en 2022, el magnetar comenzó a liberar erupciones de rayos X y rayos gamma (longitudes de onda de luz aún más energéticas) que se observaron en la visión periférica de los telescopios espaciales de alta energía. Este aumento de actividad llevó a los operadores de la misión a apuntar NICER y NuSTAR directamente al magnetar.

Te recomendamos

"Todos esos estallidos de rayos X que ocurrieron antes de esta falla habrían tenido, en principio, suficiente energía para crear un estallido de radio rápido, pero no lo hicieron", dijo el coautor del estudio Zorawar Wadiasingh, científico investigador de la Universidad de Maryland, College Park y el Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA. "Así que parece que algo cambió durante el período de desaceleración, creando el conjunto adecuado de condiciones".

Como agua dentro de una pecera que gira

¿Qué más podría haber pasado con SGR 1935+2154 para producir una ráfaga de radio rápida? Un factor podría ser que el exterior de un magnetar es sólido y la alta densidad aplasta el interior hasta un estado llamado superfluido. Ocasionalmente, los dos pueden desincronizarse, como el agua chapoteando dentro de una pecera que gira. Cuando esto sucede, el líquido puede entregar energía a la corteza. Los autores del artículo creen que esto es probablemente lo que causó ambos fallos que frenaron la ráfaga rápida de radio.

Si el fallo inicial provocó una grieta en la superficie del magnetar, podría haber liberado material del interior de la estrella al espacio como una erupción volcánica. La pérdida de masa hace que los objetos que giran se desaceleren, por lo que los investigadores creen que esto podría explicar la rápida desaceleración del magnetar.

Pero habiendo observado sólo uno de estos eventos en tiempo real, el equipo todavía no puede decir con seguridad cuál de estos factores (u otros, como el poderoso campo magnético del magnetar) podría conducir a la producción de una ráfaga rápida de radio. Es posible que algunos no estén relacionados en absoluto con la ráfaga.

"Sin duda, hemos observado algo importante para nuestra comprensión de las ráfagas de radio rápidas", dijo George Younes, investigador de Goddard y miembro del equipo científico NICER especializado en magnetares. "Pero creo que todavía necesitamos muchos más datos para completar el misterio". (Con información de Europa Press)

Te recomendamos

Podcast recomendado

Los líderes mundiales discutieron en el Foro Económico Mundial, en Davos, sobre la enfermedad X, causada por un virus hipotético 20 veces más mortal que el COVID-19. ¿De qué se trata y qué consluyeron? El Dr. Elmer Huerta nos explica.

Espacio Vital | podcast
¿Qué es la Enfermedad X?

Tags

Lo último en Espacio

Lo más leído

Suscribirte al boletín de tus noticias preferidas

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Buzon
Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad

Contenido promocionado

Taboola
SIGUIENTE NOTA