El robot ayudará en sus labores a los tripulantes de la Estación Espacial Internacional. | Fuente: AFP

Rusia desarrollará un robot para que pueda efectuar actividades fuera de la Estación Espacial Internacional (EEI), un objetivo que la agencia espacial rusa, Roscosmos, quiere alcanzar en 2023.

El responsable de Roscosmos, Dmitri Rogozin, informó hoy que el robot viajará dentro de cuatro años a la EEI a bordo de la nueva nave Oryol desde el cosmódromo de Vostochni, en el extremo oriente ruso y actualmente en construcción.

"Sería la primera prueba no tripulada de una nave de nueva generación. Después un sistema humanoide alunizará en la Luna para ayudar a instalar (el módulo lunar) y hacer trabajos de mantenimiento", indicó Rogozin.

Afirmó que robots humanoides serán empleados en el desarrollo de una estación de investigación en la Luna en el marco del programa de exploración lunar de Rusia.

La agencia espacial rusa planea además lanzar en 2023 por primera vez el nuevo cohete Angará desde Vostochni, que es cuando está previsto que concluya la segunda fase de la construcción del cosmódromo ruso. (EFE)


¿Qué opinas?