Tendremos vuelo orbital de Starship en diciembre
Tendremos vuelo orbital de Starship en diciembre | Fuente: SpaceX

SpaceX se concentra para una de las etapas claves en el desarrollo de Artemis, el plan de retorno a la Luna y el inicio de una nueva era espacial apuntando a la llegada de otros planetas en el Sistema Solar. Ahora, recientes reportes recalculan el momento en el que Starship, el cohete de la empresa fundada por Elon Musk, inicie sus pruebas orbitales. Y todo apunta al último mes del año.

De acuerdo con Mark Kirasich, oficial de NASA, el primer vuelo orbital de Starship se llevará a cabo durante los primeros días de diciembre. Hasta el momento, los últimos prototipos de SpaceX han logrado retornar de manera segura a tierra, pero solo han superado los 10 kilómetros de altura en pruebas previas.

En este caso, la misión comprobará el funcionamiento del sistema completo de lanzamiento, que incluye el cohete de 50 metros y el booster “Super Heavy” de 70 metros de altura.

Starship dará el salto orbital

La nave será lanzada desde las instalaciones de SpaceX en Boca Chica, Texas y comprende tres etapas. En la primera, el propulsor empujará al Starship por tres minutos y luego retornará de manera remota a un punto en el Golfo de México.

En la segunda etapa, tras la separación del booster, el cohete entrará en órbita y se mantendrá en vuelo hasta el retorno automático a un punto cercano a Hawái, como parte de la tercera etapa. La prueba no debería superar los 90 minutos de duración.

El primer vuelo orbital de Starship ha sufrido constantes retrasos de índole técnico y científico, desde su planificación a mediados de 2021. La Administración Federal de Aviación (FAA) exigió realizar más de 75 cambios para reducir el impacto medioambiental de estas pruebas antes de tramitar las licencias pertinentes.

SpaceX inicia el camino a la Luna

Mientras esperamos los vuelos orbitales de la misión Artemis, SpaceX sigue en el proceso de completar pruebas en tierra con los motores Raptor que se integran al booster.

La NASA eligió en 2021 la nave espacial de SpaceX para alunizar hacia 2025, por primera vez desde 1972. Esta misión, aprobada con un contrato de unos 3.000 millones de dólares, requiere numerosas pruebas de vuelo espacial por adelantado que podrían retrasar la misión de alunizaje más allá de la fecha estimada.