Iron Man y Capitán América en "Avengers: Endgame".

"Avengers: Endgame" es un homenaje a su propia historia, al Marvel Cinematic Universe (MCU), esa larga saga de 22 películas que comenzó en el 2008 con "Iron Man". Lo que hay en "Endgame" es un repaso del tiempo transcurrido, una oportunidad de que los superhéroes cierren las historias que aparecieron en otras películas. Como una gran serie con una veintena de episodios, el Universo Marvel construye su propia lógica con la mirada del fanático. En tiempos de spoilers, en los que las redes sociales quieren echarte a perder el asombro, Marvel te anima a que vuelvas a ver todo otra vez

"Avengers: Endgame" logró un récord de taquilla en su primer día de estreno.

A diferencia de "Avengers: Infinity War", en la que el peso de la historia estaba en Thanos, en su objetivo de encontrar las gemas que le den el poder infinito a cualquier costo, en este capítulo final son los superhéroes los que cargan con el peso de revertir la desaparición de sus compañeros y de la mitad de la población del universo luego del chasquido. Ellos perdieron en "Infinity War",  son héroes en duelo que buscan venganza y recuperar las gemas, aunque Thanos tiene sus propios planes. Aquí ya no es un villano tan complejo sino uno más común, que está para evitar que los buenos logren su propósito y destruirlos. Haberle restado ese carácter trágico al villano hace que la historia pierda equilibrio. Aquí todo es sobre los héroes que en la tarea de reparar el mundo que se hizo polvo se reparan también así mismos.

LEE LA CRÍTICA COMPLETA EN NUESTRO BLOG EL CRÍTICO

¿Qué opinas?